Skip to Content

Elon Musk ofrece una muy esperada actualización sobre su nave Starship, pero sin dar nuevos detalles

olivertapia

Nueva York (CNN Business) — El CEO de SpaceX, Elon Musk, habló durante más de una hora el jueves por la noche en una discusión muy esperada sobre la nave Starship, que la compañía espera que algún día lleve humanos a Marte y que jugará un papel clave en los planes de la NASA para regresar humanos a la Luna por primera vez en medio siglo. Aún así, no se compartieron muchos detalles nuevos.

Musk reiteró una vez más su deseo de instaurar una ciudad en Marte, pero no proporcionó ninguna actualización con respecto a quién viviría allí o cómo se gobernaría. Y subrayó cómo algunos cambios de diseño, como un diseño de motor de cohete actualizado, ayudarán a reducir los costos.

Así será el año para el sector espacial: un cohete de SpaceX en Marte, turismo y más competencias de multimillonarios

Quedan muchas más preguntas sin respuesta. La NASA ha otorgado a SpaceX un contrato para llevar astronautas a la Luna, pero Musk no delineó qué pruebas tendrá que hacer SpaceX antes de que pueda llevar a cabo las misiones tripuladas prometidas, ni cómo será la hoja de ruta para preparar Starship para una misión a la Luna o a Marte.

Pero Musk usó el evento mediático para interactuar con su base de seguidores y sus empleados, promocionando el progreso de la compañía durante un discurso que tuvo como telón de fondo el vehículo Starship completo (nave espacial y cohete) en una plataforma de lanzamiento justo detrás de Musk en las instalaciones de la compañía en el sur de Texas.

SpaceX ha estado trabajando rápidamente para preparar Starship para el lanzamiento, pero hasta ahora la compañía solo ha enviado los primeros prototipos en algunas de las llamadas “pruebas de salto” y todavía está esperando la aprobación regulatoria para poner el vehículo sobre su gigantesco cohete propulsor e intentar ponerlo en órbita. Musk dijo que la compañía había logrado reducir el costo y el peso de sus motores de cohetes Raptor individuales, en gran parte mediante la consolidación de piezas y el cambio de bridas por soldaduras en el diseño. Musk también dijo que la segunda generación del motor Raptor produciría más empuje que la primera generación.

La actualización llega más de dos años después de que Musk anunciara al primer cliente de turismo espacial de Starship, el magnate japonés de la moda Yusaku Maezawa. Maezawa pagó a SpaceX una cantidad de dinero no revelada para asegurar un asiento para él y un grupo de artistas en un viaje de Starship alrededor de la Luna, con la esperanza de que pudiera despegar tan pronto como en 2023. Maezawa todavía está en el proceso de decidir a quién llevará con él.

Musk insinuó que se anunciarán más ventas de Starship en el futuro, pero se negó a comentarlas el jueves, y señaló que no quería robar la atención de los clientes que pueden estar planeando sus propios anuncios.

Todo sobre Starship

Starship está en el centro de los planes de SpaceX para desarrollar la tecnología necesaria para establecer un asentamiento humano en Marte.

SpaceX logró vuelos tripulados regulares a la Estación Espacial Internacional, envió a la primera tripulación de turistas a la órbita y dejó su huella como el recién llegado convertido en el pilar confiable de la industria aeroespacial de EE.UU.

Pero como demostró la NASA a mediados del siglo XX, pasar de breves excursiones al espacio a llevar una nave espacial hasta la Luna no es fácil. Y hasta el día de hoy, ningún ser humano ha viajado tan lejos como Marte. A pesar de todos los logros de Musk y SpaceX, todavía queda un largo camino por recorrer. Y por todo lo que Musk ha logrado, también se ha ganado la reputación de no cumplir con los plazos en proyectos ambiciosos.

Sin embargo, desde 2019, SpaceX ha estado mayormente en modo mostrar-pero-no-decir, ejecutando alrededor de una docena de vuelos de prueba de varios prototipos tempranos que pasaron de saltar unos pocos metros del suelo a elevarse a más de 9 kilómetros (30.000 pies). Algunas pruebas a gran altitud terminaron en explosiones cuando los cohetes de prueba se estrellaron contra el suelo. Pero su último lanzamiento de prueba, en mayo de 2021, logró aterrizar en posición vertical sin estallar en llamas.

Últimamente, SpaceX ha estado esperando que los reguladores federales autoricen el Starship a gran escala para el primer intento de lanzamiento orbital. No será una hazaña pequeña: llegar a la órbita requiere velocidades que superen 22 veces la velocidad del sonido, y para que la nave espacial Starship se mueva tan rápido, viajará sobre un cohete propulsor imponente, llamado Super Heavy, fijado con aproximadamente 30 motores de gran potencia.

Aún así, ir a Marte implica más desafíos que simplemente construir un cohete para llegar allí.

El jueves, SpaceX mostró el vehículo completamente apilado, con la nave espacial Starship sobre su propulsor Super Heavy en la plataforma de lanzamiento orbital recién construida por la compañía que se encuentra junto a un tramo remoto de playa en el Golfo de México. Grandes “brazos de agarre” mantuvieron el cohete en su lugar, ya que el sueño de Musk de cohetes rápidamente reutilizables implicaría la necesidad de que el cohete regrese a su plataforma de lanzamiento después de lanzar su carga útil en órbita.

Si tiene éxito, Starship se convertirá en el cohete más poderoso jamás lanzado por la humanidad, con hasta el doble de potencia que el cohete Saturno V que la NASA usó para llevar a los astronautas a la Luna en la década de 1960.

Aprobación de la FAA

Antes de que Starship pueda llegar al espacio, sin embargo, SpaceX necesita obtener el visto bueno de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), que autoriza los lanzamientos espaciales comerciales en Estados Unidos.

Musk había indicado que la compañía estaba preparada para lanzar el vuelo de prueba orbital de Starship en julio del año pasado.

Pero la segunda mitad de 2021 estuvo llena de dificultades. La FAA estaba llevando a cabo una evaluación ambiental para revisar cuál sería el impacto del lanzamiento de un cohete tan enorme desde un tramo de la costa rural de Texas. Un período de comentarios públicos en octubre transmitió las voces de muchos residentes locales que se oponían firmemente a la idea, así como algunos partidarios fervientes que no eran necesariamente del área.

Aunque SpaceX inicialmente esperaba obtener el visto bueno para finales de 2021, según la FAA, la evaluación ambiental continuará hasta al menos el 28 de febrero de 2022.

La agencia citó “el alto volumen de comentarios enviados” y “discusiones y los esfuerzos de consulta con las partes consultoras” como razones de la demora.

Musk no proporcionó una actualización firme sobre la aprobación anticipada, pero dijo que si la FAA requería una revisión más exhaustiva, la compañía probablemente trasladaría algunas operaciones a Cabo Kennedy en la Florida.

Rachel Crane de CNN contribuyó

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content