Skip to Content

Una nueva especie de cocodrilo recién descubierta se comió a un dinosaurio joven como su última comida, según los científicos

Alexandra Ferguson

(CNN) —  Una nueva especie de cocodrilo del período cretácico fue descubierta en Queensland, Australia, y su última comida fue un joven dinosaurio, dicen los científicos.

Los huesos fosilizados de un confractosuchus sauroktonos fueron descubiertos en 2010 en una granja de ovejas cerca de la Formación Winton, un lecho de roca geológica que tiene unos 95 millones de años.

En el interior del estómago del cocodrilo de 2,5 metros de largo los científicos identificaron los restos parcialmente digeridos de un joven ornitópodo, según un artículo en el que se nombra a la nueva especie, publicado en la revista científica Gondwana Research el 11 de febrero.

Se trata de la primera prueba de que un cocodrilo se alimentó de un dinosaurio en Australia, dijo en un comunicado el Museo Australiano de la Era de los Dinosaurios, que hizo el descubrimiento.

El recién descubierto confractosuchus sauroktonos se remonta al período cretácico.

La muestra de cocodrilo, que inicialmente se conservaba en una limolita, había sido parcialmente aplastada. Sin embargo, el daño reveló una serie de pequeños huesos del esqueleto de una pequeña criatura del Cretácico.

Los científicos utilizaron tecnologías de rayos X y tomografía computarizada para localizar los huesos dentro del espécimen de cocodrilo, así como diez meses de procesamiento informático para producir una reconstrucción en 3D de los huesos.

Con el 35% del cocodrilo de agua dulce conservado, los investigadores pudieron recuperar un cráneo casi completo del animal. Aunque no pudieron clasificar al joven dinosaurio dentro de su estómago, lo describieron como un juvenil que pesaba casi 1,7 kilos.

El cocodrilo había matado al animal o lo había encontrado poco después de su muerte, añade el comunicado.

La “garza del infierno con cara de cocodrilo cornudo” es uno de los dos nuevos descubrimientos de dinosaurios de la isla de Wight

Un descubrimiento de este tipo es “extremadamente raro, ya que solo se conocen unos pocos ejemplos de depredación de dinosaurios en todo el mundo”, dice el comunicado de prensa.

“Aunque el confractosuchus no se especializó en comer dinosaurios, no habría pasado por alto una comida fácil, como los restos de ornitópodos jóvenes encontrados en su estómago”, dijo en el comunicado de prensa el Dr. Matt White, un asociado del museo que dirigió la investigación.

“Es probable que los dinosaurios constituyeran un recurso importante en la red alimentaria ecológica del Cretácico”.

“Dada la falta de especímenes comparables a nivel mundial, este cocodrilo prehistórico y su última comida seguirán proporcionando pistas sobre las relaciones y comportamientos de los animales que habitaron Australia hace millones de años”.

El confractosuchus sauroktonos es el segundo cocodrilo al que se le ha dado nombre procedente de la Formación Winton. El lecho rocoso ha dejado al descubierto numerosos descubrimientos científicos en los últimos años, incluido un pterosaurio de 96 millones de años en octubre de 2019.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content