Skip to Content

No es el mejor momento para ser un oligarca ruso

Alejandra Ramos

Nueva York (CNN Business) — Si los oligarcas de Rusia no estaban temblando con sus botas personalizadas de cuero italiano, probablemente lo están ahora.

En su primer discurso sobre el estado de la Unión el martes por la noche, el presidente Joe Biden se dirigió directamente a los compinches del presidente ruso, Vladimir Putin, y les dijo que Estados Unidos y sus aliados vienen a “apoderarse de sus yates, sus apartamentos de lujo, sus aviones privados”.

Rusia admite que su economía sufre “golpes duros” a medida que aumenta el aislamiento

El mensaje subrayó cuánto se está moviendo el suelo bajo los pies adinerados de los oligarcas de Rusia, una clase de empresarios que acumularon sus miles de millones en riqueza personal aprovechando sus conexiones con el Kremlin en la década de 1990 repartiendo los activos de la ex Unión Soviética.

Desde la invasión de Ucrania por parte de Putin, los gobiernos occidentales han tratado de congelar los activos en el extranjero de los oligarcas junto con los de Putin, así como evitar que viajen. El objetivo es doble: las sanciones actúan tanto como un castigo para la clase dominante de Rusia como un garrote para tratar de obligar a Putin a retroceder.

Es seguro decir que las sanciones, al menos hasta ahora, han captado con éxito la atención de los oligarcas.

Roman Abramovich, un hombre de 55 años con un valor estimado de US$ 13,500 millones, anunció el miércoles que venderá su amado Chelsea Football Club, que adquirió en 2003. Aunque Abramavich aún no ha sido incluido en las listas de sanciones, los legisladores del Reino Unido están presionando a los líderes para que lo hagan. Según los reportes, el magnate está vendiendo algunas de sus propiedades en Londres antes de las sanciones.

“Está aterrorizado de ser sancionado, por lo que ya venderá su casa mañana y venderá otro departamento también”, dijo el legislador británico Chris Bryant, según Bloomberg.

Los oligarcas están en movimiento, y lo sabemos en parte gracias a un adolescente de Florida de 19 años que construyó bots de Twitter que rastrean los movimientos de aproximadamente 40 aviones y helicópteros vinculados a los oligarcas rusos. (Este es el mismo joven de 19 años que apareció en los titulares a principios de este año por rechazar la solicitud de Elon Musk de eliminar un bot dedicado a rastrear al avión del CEO de Tesla).

El superyate Solaris propiedad del multimillonario ruso Roman Abramovich, en Barcelona, España, el martes 1 de marzo.

A principios de esta semana, al menos cuatro superyates propiedad de multimillonarios rusos con vínculos con Putin fueron vistos moviéndose hacia Montenegro y las Maldivas, informó CNBC. Maldivas, una nación insular en el Océano Índico, no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, lo que podría aumentar su atractivo como refugio de los oligarcas.

Desafortunadamente para la élite rusa, otros puertos que antes eran seguros los están excluyendo cada vez más. Mónaco, el pequeño principado de la Riviera francesa que se ha convertido en un patio de recreo para los ricos de Rusia, adoptó sanciones idénticas a las de la Unión Europea (UE) el martes. Y la famosa neutralidad de Suiza también se puso del lado de la UE esta semana, anunciando que cerraría su espacio aéreo a los vuelos desde Rusia e impondría prohibiciones de entrada a varios compinches de Putin.

Por supuesto, los expertos dicen que imponer sanciones a los magnates no será rápido ni simple. Los multimillonarios inteligentes que construyeron su riqueza bajo un gobierno autoritario son expertos en ocultar sus activos a través de capas de empresas ficticias y clientelistas.

“Si eres un oligarca ruso que flotas en tu yate en el Océano Índico, la mayor parte de tu dinero ya no estará a tu nombre”, dijo Alison Jimenez, presidenta de la consultora de litigios Dynamic Securities Analytics. “Vas a tener la capa opaca de corporaciones fantasma con personas ficticias que te reemplazan”.

¿Qué podrían buscar Rusia y Ucrania en las conversaciones para cesar las hostilidades?

Eso puede tomar algo del mordisco punitivo de las sanciones occidentales. “Puedes confiscar el barco, puedes confiscar el avión, pero tienen dinero escondido en todo el mundo”, dice Jiménez. “Si logras capturar el 75%, seguirán siendo más ricos que todos los demás en el mundo”.

Pero la presión parece tener un impacto psicológico, si no monetario inmediato.

Esta semana, dos magnates prominentes, Mikhail Fridman y Oleg Deripaska, rompieron filas con el Kremlin y pidieron el fin de la guerra de Rusia en Ucrania.

Fridman, que nació en el oeste de Ucrania y ha estado estrechamente relacionado con el círculo íntimo de Putin, escribió en una carta a su personal que quería que “terminara el derramamiento de sangre”. Fridman es el presidente de Alfa Group, un conglomerado privado que abarca la producción de agua mineral, banca, seguros y comercio minorista.

Su llamado a la paz fue repetido por Deripaska, quien hizo su fortuna en el negocio del aluminio. “¡La paz es muy importante! ¡Las negociaciones deben comenzar lo antes posible!” Deripaska dijo el domingo en una publicación en Telegram.

Estos mapas explican por qué Putin invade Ucrania 2:47

Charles Riley de CNN Business contribuyó a este artículo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content