Skip to Content

Lloraba sola en el aeropuerto cuando conoció a la que sería su mejor amiga

Sofía Benavides

(CNN) — Maggie Musgrave estaba sentada sola en el Aeropuerto Internacional de Miami, llorando.

Era un domingo por la tarde del verano de 2011. Las tormentas eléctricas azotaban Miami, y la zona de embarque del aeropuerto estaba cada vez más concurrida, con viajeros varados luchando por encontrar un asiento mientras un avión tras otro quedaban varados.

Maggie, quien entonces tenía 28 años, se dirigía a su casa en la ciudad de Washington después de pasar el fin de semana en Florida por su despedida de soltera. Si bien estaba agradecida con sus amigos por organizar unas divertidas celebraciones de unos días, ahora la resaca estaba haciendo efecto y algo peor persistía debajo: Maggie tenía la sensación de que su futura boda era un gran error.

“Estaba pensando que casarme era una decisión equivocada”, le dijo Maggie a CNN Travel. “Recuerdo estar en el aeropuerto y pensar, ‘Dios mío, no sé si este es el movimiento correcto’. Y estar muy sensible”.

Mientras se secaba las lágrimas, Maggie escuchó un ladrido. Miró hacia arriba y vio a un perro lamiendole las rodillas.

“Yo estaba como, ‘Oh Dios, realmente me vendría bien una mascota'”, recordó Maggie. Saludó al animal con entusiasmo, dándole un masaje en la barriga.

Justo detrás del perro había una mujer, aparentemente su dueña, que se apresuraba a disculparse.

“¡Oh, hola, lo siento!”, dijo la extraña.

“No, está bien, está bien”, dijo Maggie, sin dejar de acariciar al perro, que ahora le lamía la mano con alegría.

“Soy Cindy”, dijo la mujer. “Él es Deniro”, agregó, señalando a su perro.

“¿Como Robert?”, preguntó Maggie.

Cindy explicó que sí, que su perro recibió el nombre del actor Robert De Niro; ella había crecido amando las películas de “El Padrino”. Maggie le dijo a Cindy que también tenía un perro con un homónimo cinematográfico: Scarlett O’Hara, en honor a la protagonista de “Lo que el viento se llevó”.

El inesperado romance europeo que ha durado 50 años

Instantáneamente, las dos mujeres establecieron una relación. Maggie y Cindy tenían la misma edad, ambas eran amantes de los perros, ambas eran cinéfilas. Y ambas estaban esperando el mismo vuelo de regreso a la ciudad de Washington.

“Nos llevamos bien de inmediato”, contó Cindy a CNN Travel.

Cuando Cindy se cruzó con Maggie en el aeropuerto, también estaba cuestionando algunas de sus decisiones de vida. Cindy estaba en un trabajo que odiaba, desesperada por irse pero preocupada de que encontrar algo nuevo no fuera fácil. Obtuvo su maestría en medio de la recesión y sentía que aún había pocos trabajos.

“De hecho, tenía esta desesperación: ‘¿Cómo será mi futuro?'”, recuerda Cindy.

Maggie y Cindy conversaban mientras esperaban su vuelo, ambas mujeres encontraban consuelo en la compañía de la otra.

Cindy había notado las lágrimas de Maggie, “se recompuso cuando me acerqué para agarrar a Deniro”, recuerda, pero no presionó para obtener detalles sobre lo que estaba pasando.

“No quería parecer demasiado entrometida. Pensé que si hablábamos la distraería”, recordó Cindy.

Efectivamente, Maggie descubrió que charlar con Cindy, que era abierta, amistosa y exudaba amabilidad, era una distracción de sus preocupaciones sobre la boda. Además, Deniro, el perro, era encantador y dulce, y ofrecía consuelo y mimos.

Y cuando Cindy mencionó los problemas con su trabajo, Maggie le dijo que podría ayudar a Cindy a comenzar de nuevo. Trabajó como reclutadora en una agencia de empleo; encontrar a las personas para el puesto perfecto era su trabajo.

Las dos mujeres pasaron más de una hora enfrascadas en una conversación. Y cuando finalmente llamaron a los pasajeros del vuelo, intercambiaron números telefónicos, prometiendo volver a ponerse en contacto cuando estuvieran en casa.

“Acabo de conocer a esta chica realmente maravillosa”, le dijo Cindy a su novio cuando éste la recogió en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan.

Maggie también habló con entusiasmo sobre su nueva amiga a su entonces prometido, aunque omitió el contexto.

“No le dije que estaba llorando, cuando la conocí, por no querer casarme con él”, explicó.

Una amistad creciente

Maggie y Cindy.

De regreso en la ciudad de Washington, Maggie y Cindy comenzaron a intercambiar mensajes. Hicieron arreglos para reunirse la semana siguiente, ambas con sus perros a cuestas.

“Nos reunimos para almorzar con nuestros cachorros, quienes también se llevaron bien”, recuerda Cindy.

Conversando sobre comida libanesa, las dos mujeres continuaron la charla donde la habían dejado en el aeropuerto.

Su relación, dice Maggie, se sintió “súper natural”.

A medida que avanzaba el almuerzo, los dos se fueron sintiendo más cómodas en la presencia de la otra. Y Deniro y Scarlett O’Hara hicieron lo mismo.

“Cuando los perros se conectaron y nos dimos cuenta de lo cerca que vivimos, la relación se fortaleció”, dice Maggie.

Maggie y Cindy también se dieron cuenta que eran parecidas en pequeños aspectos: a ambas les encanta el otoño y consideraban la estación en la que las hojas se vuelven rojizas su favorita del año, y en aspectos más importantes, como el hecho de que ambas compartieran la misma fe católica, por ejemplo.

“La energía de Maggie era muy similar a la mía”, agregó Cindy. “Teníamos muchos intereses en común y aún los tenemos: ambas estamos alineadas en nuestros pensamientos políticos y en los tipos de películas que nos gustan”.

“Y, por supuesto, la vida de los perros. No hay algo de lo que no se pueda hablar. Ella es muy extrovertida. Yo soy extrovertida. Así que simplemente funcionó”.

Maggie y Cindy acordaron volver a encontrarse.

Pasó el tiempo y estas reuniones se hicieron cada vez más frecuentes.

Maggie se comprometió a ayudar a Cindy a encontrar un nuevo trabajo. Cada vez que surgía algo que pudiera ser adecuado, se lo enviaba a Cindy.

A pesar de sus reservas, Maggie siguió adelante con su boda. Más tarde, ella y su esposo se separaron. Cindy apoyó a Maggie en todo momento.

Las mascotas de Maggie y Cindy.

“Creo que ayudó que yo fuera alguien que no lo conocía, para que Maggie hablara sobre sus sentimientos y de su situación después de casarse”, dijo Cindy. “Yo estaba allí para prestar una oreja”.

Cindy dijo que sus conversaciones eran una “zona libre de juicios” y enfatizó que esto fue en ambos sentidos. “Podríamos hablar mucho entre nosotras y hacerlo honestamente”.

Cada vez más cercanas

Aproximadamente un año después de conocer a Cindy en el aeropuerto, Maggie comenzó a trabajar como reclutadora interna. Surgió un trabajo en su empresa para el que Cindy sería perfecta y le sugirió a su amiga que aplicara.

Para deleite mutuo, Cindy consiguió el trabajo. Las dos mujeres se convirtieron en compañeras de trabajo y pudieron pasar aún más tiempo juntas.

“Almorzábamos y celebrábamos los cumpleaños de los demás y tomábamos nuestro café, tal vez demasiados cafés durante la temporada de Pumpkin Spice Latte”, dijo Cindy.

“Cindy me hizo una fiesta de cumpleaños un año en la oficina”, recordó Maggie. “Era con la temática de calabazas”.

A cambio, Maggie le horneó a Cindy un pastel de zanahoria por su cumpleaños, sabiendo que era el favorito de su amiga.

Maggie viajó por el metro de la ciudad en un día helado de febrero, pastel en mano, para sorprender a Cindy en la oficina.

Las vidas de Maggie y Cindy se entrelazaron cada vez más, y Maggie se acercó a muchos de los amigos de Cindy.

“Su energía es contagiosa”, dijo Cindy. “Todos mis amigos se llevan bien con Maggie y la aman”.

Después de su divorcio, Maggie comenzó a salir de nuevo. Cuando exploraba distintos candidatos, los invitaba a citas dobles con Cindy y su novio.

Deniro y Scarlett O’Hara también continuaron disfrutando de la compañía de la otra, y Maggie y Cindy a menudo los cuidaban mutuamente.

Cuando Cindy se comprometió en 2015, “no había duda” de que Maggie estaría entre sus damas de honor. Para entonces, la extraño que había conocido en el aeropuerto era una de sus amigas más cercanas.

Maggie y Cindy.

“Quería que las personas más importantes y solidarias de mi vida fueran mis damas de honor. Las personas que me hacían sentir orgullosa de mí misma”, dijo Cindy. “Maggie era una de ellas, ya que no solo se había convertido en una gran amiga a lo largo de los años, sino que también era la razón de mi carrera y de mi éxito”.

“Estaba encantada de ser la dama de honor de Cindy”, recordó Maggie. “Sus amigos la adoran y ser la amiga más nueva del grupo fue una lección de humildad y hermosa”.

Una amistad duradera

Hoy, Maggie y Cindy ya no trabajan juntas y Maggie ya no vive en la ciudad de Washington.

Pero aunque no se ven tan a menudo como antes, su amistad sigue siendo fuerte. Cada vez que Maggie y Cindy se reencuentran, sienten que no ha pasado el tiempo. Y cuando están separadas, se apoyan desde lejos.

“No importa dónde esté, me encanta la idea de que estemos allí, siempre estaremos allí”, dijo Maggie. “Y eso me encanta, es fácil”.

Cindy todavía vive en Washington, ahora con su esposo y su pequeña hija. Maggie estuvo allí en el baby shower de Cindy para ayudarla a darle la bienvenida a su hijo. Hoy, a Cindy le encanta su trabajo y atribuye el éxito de su carrera actual a Maggie.

“Quién sabe dónde estaría hoy, y si hubiera tenido la misma sensación de éxito, si nunca nos hubiéramos cruzado”, dijo.

Desde que Maggie se mudó, ha vivido en Chicago, Nueva York y Florida. Más recientemente, se mudó a Los Ángeles. Actualmente está viviendo un año sabático de seis meses viajando con su pareja en una caravana, visitando estaciones de esquí estadounidenses.

“Es interesante, porque pensé que mi vida iba a tomar una trayectoria completamente diferente”, dijo Maggie, reflexionando sobre su encuentro con Cindy en la víspera de su matrimonio.

“Yo no me quedé con el marido, me quedé con la amiga”, añadió entre risas.

Maggie fue una de las damas de honor de Cindy cuando se casó en 2015. Aquí están fotografiadas juntas el día de la boda de Cindy.

“Mi vida ha sido consistentemente inconsistente, pero las cosas que permanecen verdaderas son mis amistades auténticas, mis amigos-familia. Nunca me siento perdida porque tengo a Cindy en mi vida”.

Lamentablemente, Deniro y Scarlett O’Hara fallecieron, pero Maggie y Cindy se apoyaron mutuamente durante esas pérdidas y disfrutan compartiendo los recuerdos de sus perros. Y todavía le dan crédito a Deniro por unirlas en primer lugar.

Tanto Maggie como Cindy dicen que su encuentro aleatorio en el aeropuerto y su amistad perdurable posterior les enseñaron la importancia de ser abiertos, especialmente durante un viaje.

“Nunca sabes cómo eso va a cambiar tu vida, o cómo va a resultar”, dijo Cindy. “Sigo pensando que es una locura que una de mis amigas más cercanos sea alguien que conocí en el aeropuerto”.

“Sé vulnerable”, coincidió Maggie. “Estaba llorando. Ni siquiera sabía si quería conocer a alguien nuevo”.

También enfatizan sobre la importancia de hacer un seguimiento si te encuentras con un amigo potencial en tus viajes.

“Tomar la iniciativa después, si sientes esa conexión”, dijo Maggie. “No importa la edad que tengas, no te avergüences. Envíale un correo electrónico a esa persona, anímate, di que sí”.

Si bien Maggie y Cindy han compartido muchos recuerdos especiales durante su década de amistad, nunca han viajado juntas y no se han sentado juntas en un aeropuerto desde que se conocieron en la sala de salidas del Aeropuerto Internacional de Miami hace 12 años. Ambas dicen que les encantaría emprender una aventura juntas algún día.

“Sé que Maggie y yo seguiremos compartiendo recuerdos hasta que tengamos 90 años o más”, dice Cindy. “Quizás viajemos juntas por el mundo después de jubilarnos. Ver qué otros encuentros casuales podemos encontrar mientras esperamos en los aeropuertos”.

Foto superior de Cindy Jarrin, izquierda, y Maggie Musgrave, derecha, cortesía de Brittany DeFrehn.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content