Skip to Content

Republicanos de la Cámara critican la prohibición del aborto en medio de temores de un rechazo generalizado en 2024

Rocío Muñoz-Ledo

(CNN) — Los republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. abandonan un impulso de años de su partido para aprobar una prohibición federal del aborto y exploran otras formas de avanzar en su agenda contra el aborto, un cambio notable que subraya cómo el Partido Republicano lucha con un problema que se ha convertido en una mina política para su partido.

En entrevistas con docenas de republicanos, la gran mayoría  – incluso entre los más acérrimos opositores al aborto – rechazó la idea de que el Congreso busque una prohibición nacional y dijo que el liderazgo no tiene planes en el horizonte para que sea una pieza central de su agenda, a pesar de aprobar restricciones federales al procedimiento en años anteriores cuando estaban en el poder.

Los republicanos dicen que hay una razón práctica para su cambio de postura: después de que Roe v. Wade fuera anulada el verano pasado, argumentan que ahora es mejor dejar en manos de los estados la cuestión de prohibir el aborto, una posición que de manera efectiva, y quizás conveniente, pone a los republicanos del Congreso al margen del debate nacional.

La Cámara de Representantes de Florida aprueba la prohibición del aborto a las 6 semanas de gestación y envía el proyecto a DeSantis

“Sabes, funciona a través de una comisión, la Corte Suprema tomó esa decisión, va a los estados y los estados se ocuparán de ese tema”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy, republicano de California, en una conferencia de prensa reciente cuando CNN le preguntó si el Partido Republicano de la Cámara impulsará alguna legislación al respecto.

El senador de Texas John Cornyn, miembro del liderazgo del Partido Republicano que previamente votó a favor de prohibir el aborto, expresó una idea similar: “Estoy orgulloso de los votos que emití… pero no creo que sea apropiado para nosotros ahora que Roe fue anulado hacer esto desde la ciudad de Washington”.

Detrás de escena, los republicanos reconocen que el fallo sobre el aborto, Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, perjudicó al Partido Republicano en las elecciones intermedias y les preocupa una reacción similar en 2024 si adoptan una prohibición federal ahora que están en el poder.

Es un pivote sorprendente para un partido que ha pasado las últimas cinco décadas congraciándose con la derecha religiosa, prometiendo usar todas las palancas del gobierno para promover la causa contra el aborto. Pero refleja una división cada vez mayor en el movimiento mismo, ya que los defensores se enfrentan a un nuevo capítulo después de que se anuló Roe v. Wade, donde los estados sirven como laboratorios de prueba para las leyes en lugar del Congreso.

Sin embargo, existe un riesgo político en dejar que los estados estén en el asiento del conductor. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó una prohibición de aborto de seis semanas a principios de este mes y otros estados prohibieron por completo el procedimiento, mientras se desarrolla una lucha legal en los tribunales sobre si las mujeres deben seguir teniendo acceso a una pastilla para abortar de uso común. Esto impulsa los temores sobre si estos desarrollos podrían ser un lastre para toda la candidatura republicana el próximo año, independientemente de cuánto traten los republicanos del Congreso de evitar preguntas sobre el asunto.

La representante republicana Nancy Mace de Carolina del Sur – quien representa a un distrito indeciso y se ha expresado abiertamente sobre lo que ella llama el fracaso de su partido para enviar un mensaje efectivo sobre el aborto – argumentó que no es suficiente que los republicanos simplemente ignoren el tema. Mace presiona por una legislación para ampliar el acceso a los métodos anticonceptivos y acelerar la acumulación de kits de violación por parte de las fuerzas del orden, en un esfuerzo por mostrar a los votantes que el Partido Republicano se preocupa por proteger la atención médica de las mujeres. El liderazgo del Partido Republicano está abierto a presentar legislación sobre el último tema, según fuentes republicanas, si puede pasar por el proceso de la comisión.

“Puedes ser provida y puedes ser promujer. Los dos no son mutuamente excluyentes”, dijo Mace a los periodistas. “No ganaremos el voto popular en en 2024 si continuamos por este camino del extremismo”.

Pero no todos los republicanos están de acuerdo. El senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, el principal patrocinador de una prohibición nacional del aborto de 15 semanas, hace un llamado a sus colegas para que tengan el “coraje” de adoptar su legislación, al exponer las divisiones persistentes en el Partido Republicano sobre el tema candente.

“Espero que el Partido Republicano pueda reunir el coraje para oponerse al aborto tardío como lo hemos hecho en el pasado. Mi legislación es un buen lugar para comenzar”, dijo en un comunicado. “Como siempre, incluye excepciones para casos de violación, incesto y vida de la madre. El Partido Republicano debe ser el partido que valora, aprecia y protege la vida”.

“Los estados son el centro de gravedad de todos estos debates”

¿Qué regula la nueva ley sobre el aborto en Florida? 2:17

Cuando los republicanos controlaban la Cámara de Representantes, aprobaron la Ley de Protección del Niño No Nacido Capaz de Dolor, que prohibiría los abortos después de la semana 20 de embarazo, en 2012, 2015 y 2017.

Después de que Roe fuera anulada el verano pasado, el patrocinador principal del proyecto de ley – el representante Chris Smith de Nueva Jersey – dijo que planeaba hacer que la legislación fuera aún más restrictiva al reducirla a 15 semanas. La idea atrajo el apoyo de los principales republicanos, incluido McCarthy, en ese momento, aunque el liderazgo nunca se comprometió específicamente a presentar el proyecto de ley en el pleno.

Pero después de que las elecciones intermedias produjeron una mayoría menor a la esperada, ahora parece haber poco apetito dentro del Partido Republicano de la Cámara de Representantes por un proyecto de ley de este tipo. Smith aún tiene que volver a presentar su legislación en esta sesión del Congreso, e incluso cuando lo haga, dicen las fuentes, el liderazgo no tiene intención de presentarla. Y está claro que algunos de los miembros más vulnerables del partido se sentirían incómodos, si no totalmente opuestos, a un proyecto de ley de este tipo.

El representante republicano de primer año de Nueva York, Mike Lawler, quien alejó a su distrito del control demócrata y ayudó a lograr la mayoría republicana, dijo que no apoya una prohibición federal del aborto, pero también criticó la posición de los demócratas sobre el tema.

“Creo que los extremos en ambos partidos están equivocados en esto. La mayoría de los estadounidenses cree que hay un período de tiempo razonable y, por lo general, cae en el primer trimestre”, dijo Lawler a CNN. “Cuando miras este tema, la mayoría de la gente quiere sensatez y quiere una discusión racional al respecto”.

El representante David Valadao de California, uno de los 18 republicanos que representan un distrito ganado por Biden, trató de evitar el tema por completo. “Sin comentarios”, dijo cuando se le preguntó sobre la prohibición de seis semanas en Florida.

El representante republicano Don Bacon, cuyo distrito de Nebraska también votó por Biden, le dijo a CNN: “Los estados son el centro de gravedad de todos estos debates. Creo que eso es lo que Dobbs hizo posible”.

Departamento de Justicia llevará disputa de emergencia sobre reglas de aborto con píldora a la Corte Suprema

Los legisladores conservadores compartieron una opinión similar.

El representante Troy Nehls, republicano de Texas, le dijo a CNN: “depende de los estados”, cuando se le preguntó sobre una prohibición nacional. La representante republicana de primer año Anna Paulina Luna de Florida estuvo de acuerdo y dijo: “Creo que es una decisión de derechos de los estados. Yo personalmente soy provida”.

El senador Ted Cruz, republicano de Texas, dijo: “El resultado de la decisión de Dobbs es que los votantes tomarán las decisiones sobre el aborto a nivel estatal”.

Y el senador Josh Hawley, un republicano de Missouri que se identifica como “100% provida” y firmó el año pasado un proyecto de ley para prohibir los abortos después de 15 semanas, argumentó que el Congreso debe ser sensible a la posición del público estadounidense en el tema y que una prohibición de seis semanas no tiene ese tipo de apoyo.

“¿Mi propia opinión? Ojalá no hubiera abortos excepto por violación, incesto y vida de la madre, pero ¿deberíamos imponer esa prohibición a ese nivel aquí ahora? No lo creo, porque ese no es el consenso nacional”, dijo Hawley. “Los votantes están pesando en un estado tras otro. Dejémoslos hacer eso a menos que haya un consenso realmente amplio”.

Su posición está en línea con la del expresidente Donald Trump, quien recientemente también calificó el aborto como un problema de los estados, un comentario que provocó la ira del grupo antiaborto Susan B. Anthony ProLife America, que presiona para que los candidatos presidenciales apoyen una prohibición de 15 semanas.

Cornyn se refirió a la confusión después del fallo judicial del verano pasado y dijo: “Creo que hay cierta confusión entre la comunidad provida en cuanto a qué es exactamente lo que estábamos pidiendo. En Roe vs.Wade, pedíamos que devolviéramos la autoridad a los estados, y ahora la gente quiere continuar la lucha aquí en Washington, y no estoy de acuerdo con ese enfoque”.

Los republicanos recurren a objetivos antiaborto “incrementales”

Juez en Texas escucha argumentos sobre uso de medicamento para abortar 3:19

En ausencia de una prohibición federal y bajo la presión de poderosos grupos antiaborto, los republicanos tratan de resolver el problema de otras maneras.

A principios de este año, la Cámara de Representantes aprobó dos proyectos de ley de mensajes relacionados con el aborto: uno que requeriría que los proveedores de atención médica traten de preservar la vida de un bebé en el raro caso de que un feto nazca vivo durante o después de un intento de aborto, algo que ya se requiere, y otra que condena “ataques recientes a instalaciones, grupos e iglesias provida”.

Ambas medidas, que no van a ninguna parte en el Senado controlado por los demócratas, fueron vistas como frutos al alcance de la mano.

Mientras tanto, un proyecto de ley limitado que prohíbe el uso de fondos federales para abortos que el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steve Scalise, de Louisiana, prometió que sería votado en las primeras dos semanas por la mayoría republicana, aún no ha sido programado.

Ahora, los legisladores dedican gran parte de su energía al proceso de asignaciones, y específicamente a los esfuerzos para volver a promulgar la Enmienda Hyde, que bloquea el uso de fondos federales para la mayoría de los abortos, excepto en casos de violación, incesto o cuando la vida de la mujer está en peligro.

ANÁLISIS | El silencio del Partido Republicano sobre las armas y el aborto es una respuesta a corto plazo con un problema a largo plazo

Si bien la enmienda se incluye anualmente en los proyectos de ley de gastos, grupos como Susan B. Anthony Pro-Life America y la Comisión Nacional por el Derecho a la Vida presionan a los líderes republicanos para que presenten un proyecto de ley que haría que la disposición sea permanente.

La Comisión Nacional del Derecho a la Vida dijo que está en comunicación regular con los líderes republicanos de la Cámara de Representantes sobre posibles esfuerzos legislativos y necesidades educativas sobre el tema.

“En lo que estamos trabajando en este momento es principalmente en volver a familiarizar a los miembros con el tema del aborto después de la decisión de Dobbs. Este es un panorama muy diferente”, dijo a CNN la directora legislativa federal del grupo, Jennifer Popik.

Popik, que caracterizó los objetivos de su organización como “incrementales”, reconoció que después de la decisión de Dobbs, “todo el mundo se preocupó” por las opciones que ya no estaban disponibles.

EV Osment, vicepresidenta de comunicaciones de Susan B. Anthony Pro-Life America, aconseja a los legisladores republicanos que no se avergüencen del tema y argumenta que puede ser un triunfo político para ellos si se ponen a la ofensiva y resaltan exactamente su posición.

“Es urgente que los republicanos se pongan de pie y hablen sobre esto y no dejen que sus oponentes los definan”, dijo Osment. “Los candidatos republicanos sobresalen cuando exponen el enfoque sin límites del aborto de sus oponentes”.

Manu Raju de CNN contribuyó a este reporte.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content