Skip to Content

ANÁLISIS | A medida que crecen las capacidades de inteligencia de Beijing, el espionaje se convierte en un punto crítico cada vez mayor en los lazos entre EE.UU. y China

Melissa Velásquez Loaiza

(CNN) — Por segunda vez este año, las preocupaciones de que los chinos espíen a Estados Unidos han ensombrecido una visita planeada a China por parte del principal diplomático de EE.UU. mientras las dos superpotencias intentan mejorar los lazos fracturados mientras mantienen un ojo vigilante el uno del otro.

Se espera que el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aterrice en Beijing durante el fin de semana tras el aplazamiento de su viaje anterior planeado para febrero después de que un globo de vigilancia chino deambulara por el territorio continental de EE.UU., sobrevolando sitios militares sensibles antes de ser derribado por un avion estadounidense de combate.

Pero con Blinken a punto de hacer un viaje considerado como un paso clave para reparar las comunicaciones fracturadas entre EE.UU. y China, otra controversia de espionaje ha estallado en los últimos días luego de los informes de medios de que China había llegado a un acuerdo para construir una posición de espionaje en Cuba.

Beijing dijo que no estaba “al tanto” de la situación, mientras que la Casa Blanca dijo que los informes no eran precisos. A principios de esta semana, Blinken dijo que China mejoró sus instalaciones de espionaje allí en 2019.

La situación es solo la última en una serie de acusaciones de espionaje entre los dos en los últimos meses. Subrayan cómo la recopilación de inteligencia, una actividad destinada a continuar sin ser detectada, fuera del ojo público, se está convirtiendo en un punto crítico cada vez más destacado en la relación entre Estados Unidos y China.

China lleva años operando instalaciones militares y de espionaje en Cuba, según funcionarios estadounidenses

Marineros estadounidenses recuperan un presunto globo chino de vigilancia a gran altura que fue derribado por Estados Unidos frente a la costa de Carolina del Sur, el 5 de febrero de 2023. (Crédito: US Fleet Forces/US Navy/ Reuters)

El director de la CIA, Bill Burns, viajó en secreto a China en mayo para reunirse con sus homólogos y enfatizar la importancia de mantener abiertas las líneas de comunicación en los canales de inteligencia, informó CNN a principios de este mes.

“Podría decirse que las comunicaciones de crisis se encuentran en su peor estado desde 1979. Esto pone en valor la capacidad de ambos países para recopilar inteligencia para comprender las capacidades, acciones e intenciones estratégicas de cada uno en todo el mundo”, dijo Lyle Morris, investigador principal del Centro de Análisis de China del Asia Society Policy Institute.

Eso hace que la recopilación de inteligencia se convierta en “otro factor que complica las relaciones entre Estados Unidos y China”, agregó Morris.

Ese es especialmente el caso, dicen los expertos, ya que China continúa expandiendo sus propias capacidades de recopilación de inteligencia, poniéndose al día en un área en la que Estados Unidos tradicionalmente ha tenido una ventaja.

“Es justo decir que nos hemos estado espiando unos a otros en varias escalas durante mucho tiempo”, dijo el ex analista de China de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Christopher Johnson.

“Sin duda hubo un repunte en ambos lados, pero probablemente más en el lado chino, simplemente porque se han vuelto más grandes, más influyentes, más ricos y, por lo tanto, tienen más recursos para dedicar que en el pasado”, dijo Johnson, quien ahora es presidente de la consultora China Strategies Group.

El presunto globo espía chino era capaz de transmitir información a Beijing

Un caza chino J-16 se acerca a un avión de reconocimiento estadounidense que vuela en el espacio aéreo internacional sobre el mar de China Meridional el viernes 26 de mayo de 2023. (Crédito: Marina de EE.UU./AP)

El juego de espionaje de China

El líder chino Xi Jinping también ha seguido una política exterior mucho más asertiva que sus predecesores durante su última década en el poder.

Eso ha ido acompañado de “un énfasis constante en mejorar las capacidades de inteligencia, modernizar la tecnología e impulsar la coordinación entre las diferentes agencias de seguridad”, según Xuezhi Guo, profesor de ciencias políticas en Guilford College en EE.UU.

Las principales actividades de inteligencia de China se encuentran bajo los departamentos del Ejército Popular de Liberación y su vasta agencia civil conocida como Ministerio de Seguridad del Estado (MSS). Otros brazos del aparato del Partido Comunista también juegan un papel en actividades más allá de la recopilación de inteligencia convencional, dicen los expertos.

El MSS, establecido en 1983, supervisa la inteligencia y la contrainteligencia tanto dentro de China como en el extranjero. Su competencia ha alentado analogías con una CIA y una Oficina Federal de Inteligencia combinadas. Pero el extenso MSS con sede en Beijing es aún más reservado, sin siquiera un sitio web público que describa sus actividades.

Se espera que la agencia “desempeñe un papel aún más importante en la seguridad y estabilidad interna e internacional de China” en los próximos años, en medio de crecientes desafíos en el país y en el extranjero, dijo Guo.

En el contexto tanto de la creciente influencia de China como de las fricciones geopolíticas, los expertos dicen que no sorprende que Beijing supuestamente busque establecer o expandir instalaciones de vigilancia en Cuba, u otros lugares del mundo, con EE.UU. como objetivo clave, pero no el sólo uno.

Mientras tanto, la recopilación de inteligencia en China se ha vuelto más difícil.

Xi ha consolidado su poder y se ha enfocado cada vez más en la seguridad, lo que incluye desarrollar la capacidad del Estado para monitorear a sus ciudadanos, tanto en línea como a través de la extensa infraestructura de vigilancia de China.

“La tarea de recopilar inteligencia en China es posiblemente más difícil que nunca y, sin embargo, más necesaria que nunca”, dijo Johnson, el exanalista, señalando los desafíos de obtener información sobre el gobierno bajo el liderazgo centralizado de Xi, quien mantiene un “círculo muy pequeño de conocimiento o confianza”.

China condena a cadena perpetua a un ciudadano estadounidense acusado de espionaje

Una torre de cámaras de seguridad cerca del distrito financiero Lujiazui de Shanghai en mayo. (Crédito: Héctor Retamal/AFP/Getty Images)

La construcción de China de un “panóptico de vigilancia” doméstico también ha permitido su contrainteligencia, según Johnson.

La inteligencia de EE.UU. tiene dificultades para tener reuniones operativas o “volverse negro” (eludiendo la vigilancia) dentro de China, dijo, especialmente durante la pandemia de covid-19, cuando el movimiento estaba estrictamente controlado e incluso más monitoreado digitalmente de lo habitual.

Las operaciones de la CIA también sufrieron un revés asombroso a partir de 2010, según The New York Times, cuando el gobierno chino asesinó o encarceló a más de una docena de fuentes durante dos años.

En 2021, CNN informó que la agencia estaba revisando la forma en que entrena y administra su red de espías como parte de una amplia transición para enfocarse más de cerca en adversarios como China y Rusia.

TikTok es una amenaza para la seguridad nacional, dicen políticos de EE.UU. Esto piensan los expertos

Preocupaciones crecientes

Esto contrasta con lo que algunos legisladores y comentaristas estadounidenses creen que ha sido un enfoque demasiado relajado de la seguridad nacional con respecto a China, donde incluso las empresas privadas están en deuda con el régimen del gobernante Partido Comunista, que también busca vigilar a sus ciudadanos en el extranjero.

Expertos también han advertido sobre la superposición entre los esfuerzos de espionaje y las operaciones como las del Frente Unido de China, una red en expansión de grupos que gestionan la relación del partido con industrias, organizaciones e individuos ajenos al partido en todo el mundo.

En los últimos años se ha disparado en EE.UU. una mayor preocupación y conciencia sobre la recopilación de inteligencia china, o el potencial para ello.

Eso se manifiesta en los debates sobre el uso de equipos de telecomunicaciones y plataformas de redes sociales chinos (piensa en Huawei y TikTok), así como en los esfuerzos del gobierno para enjuiciar los casos de espionaje económico y evitar que cualquier campaña de influencia afecte la democracia estadounidense.

Beijing ha dicho repetidamente que no interfiere en los “asuntos internos” de otros países. Tanto Huawei como Tiktok han negado repetidamente que sus productos presenten un riesgo para la seguridad nacional o que el gobierno chino acceda a ellos.

En EE.UU., también ha habido preocupación por exagerar la amenaza y provocar un sentimiento anti-chino.

El año pasado, el Departamento de Justicia de EE.UU. puso fin a su Iniciativa China de 3 años, un programa de seguridad nacional centrado en gran medida en frustrar el robo de tecnología, incluso en el mundo académico, después de que se desestimaran una serie de casos en medio de la preocupación de alimentar las sospechas y los prejuicios contra los estadounidenses de origen chino.

La propiedad intelectual estadounidense ha sido durante mucho tiempo un objetivo tradicional del espionaje chino.

Una encuesta de 224 casos informados de espionaje chino dirigido a Estados Unidos desde 2000, realizada utilizando datos de fuente abierta por el grupo de expertos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington, encontró que casi la mitad involucraba ciberespionaje, mientras que más la mitad buscaba adquirir tecnologías comerciales.

Beijing parece estar rechazando cada vez más lo que considera un doble rasero, ya que los esfuerzos de vigilancia internacional de EE.UU. también han sido bien documentados.

La filtración de 2013 producida por el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden, por ejemplo, reveló las vastas capacidades de vigilancia digital global de Washington, tanto contra rivales como contra aliados por igual. Mientras tanto, se sabe que la comunidad de inteligencia de EE.UU. tiene sus propias instalaciones en el extranjero para recopilar señales de inteligencia.

El mes pasado, Beijing publicó un informe de una agencia nacional de seguridad cibernética titulado “’Imperio de piratería’: la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.”. Acusó a EE.UU. de promover Internet en la década de 1980 para impulsar los esfuerzos de sus agencias de inteligencia con el fin de lanzar “revoluciones de colores” y derrocar gobiernos en el extranjero.

“Las organizaciones, empresas e individuos que usan el equipo de Internet y los productos de software de los EE.UU. han sido utilizados como ‘agentes’ títeres por la CIA, ayudándola a ser una ‘estrella brillante’ en las guerras mundiales de ciberespionaje”, dice el informe.

El propio Internet de China está fuertemente censurado con acceso limitado por un “Gran Cortafuegos”, parte de sus extensos esfuerzos para controlar el flujo de información junto con su extensa vigilancia digital de su propia población.

El mes pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China volvió a señalar con el dedo a EE.UU. después de que Washington emitiera una advertencia en la que se alegaba que un pirata informático patrocinado por el estado chino se había infiltrado en las redes de los sectores de infraestructura crítica de los EE.UU.

A principios de este mes, el ministerio también criticó a EE.UU. por enviar lo que dijo fueron más de 800 vuelos de grandes aviones de reconocimiento “para espiar a China” el año pasado, aunque no se hizo ninguna afirmación de cruzar al espacio aéreo chino.

El comentario se produjo después de que los militares de cada país acusaran al otro de mala conducta después de que un avión de combate chino interceptara un avión espía estadounidense en el espacio aéreo internacional sobre el Mar de China Meridional.

Exclusiva CNN: investigación del FBI determinó que el equipo Huawei fabricado en China podría interrumpir las comunicaciones del arsenal nuclear de EE.UU.

El director ejecutivo de TikTok, Shou Zi Chew, testifica en una audiencia del Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes en el Capitolio en Washington, el jueves 23 de marzo de 2023. (Crédito: Jabin Botsford/The Washington Post/Getty Ima

“Calle de dos sentidos”

Expertos dicen que es probable que esta retórica de ida y vuelta sobre las actividades clandestinas de cada uno continúe, ya que la competencia entre EE.UU. y China impulsa a ambos a aumentar su recopilación de inteligencia y China continúa expandiendo la suya destreza, incluso a través de avances tecnológicos como redes satelitales, globos de vigilancia y procesamiento de datos.

“China tiene cada vez más capacidades (por las que EE.UU. ha sido conocido)… esto se está moviendo históricamente de una calle de sentido único a una calle de dos sentidos”, dijo John Delury, autor de “Agents of Subverson: The Fate of John T Downey y la guerra encubierta de la CIA en China”.

El experto señaló cómo China había estado durante mucho tiempo sujeta a la vigilancia en alta mar de EE.UU. y, antes del restablecimiento de las relaciones diplomáticas en la década de 1970, a la vigilancia aérea directa.

“También hay una dimensión psicológica en esto”, agregó Delury, y señaló que el incidente del globo espía a principios de este año puso esto en primer plano, dando a los estadounidenses la desconcertante sensación de que China “puede hacernos esto ahora, tienen capacidades técnicas y puede mirarnos”.

Mientras tanto, hay mucho en juego en qué tan bien los dos gobiernos pueden reparar la comunicación oficial, vista como un elemento clave de la visita esperada de Blinken este domingo y lunes.

“Cuando hay menos comunicación, las dos comunidades de inteligencia dentro de los dos gobiernos tienen que hacer más y más conjeturas”, dijo Delury. “Entonces hay mucho más espacio para suposiciones erróneas”.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content