Skip to Content

Sindicato UAW dice que obtuvo una importante concesión de General Motors y no extenderá su huelga de los “Tres Grandes”

Luis Ernesto Quintana Barney

(CNN) — El presidente del United Auto Workers, Shawn Fain, dijo el viernes que Ford, General Motors y Stellantis evitarán una extensión de los paros laborales del UAW en este momento, lo que sugiere que las huelgas sin precedentes contra los tres fabricantes de automóviles podrían estar llegando a su fin.

Fain dijo que el sindicato tomó esa decisión después de un gran avance en las conversaciones con GM sobre un objetivo clave de negociación relacionado con el futuro de los empleos automotrices, a medida que los fabricantes de automóviles pasan de los vehículos tradicionales propulsados por gasolina a una línea de vehículos eléctricos.

GM acordó que los trabajadores de sus futuras plantas de baterías para vehículos eléctricos estuvieran cubiertos por el acuerdo laboral nacional que rige a otros miembros del UAW en GM, después de que Fain amenazara con extender la huelga a una planta de GM en Arlington, Texas, que ensambla los SUV de tamaño completo de la compañía.

El acuerdo es un gran avance en la demanda clave del sindicato de que haya una “transición justa” de los automóviles propulsados por gasolina a los vehículos eléctricos, que se consideran una amenaza para los empleos sindicales.

GM no ha hecho comentarios hasta el momento sobre el anuncio de Fain, aunque a principios de esta semana admitió haber perdido US$ 200 millones en las dos primeras semanas de la huelga.

Sin embargo, ha insistido que esos trabajadores no son empleados de GM, ya que las plantas son administradas por empresas conjuntas que tiene con compañías asiáticas de baterías. Y si bien el sindicato no amplía la huelga como lo ha hecho los dos últimos viernes, sigue en huelga en cinco plantas de ensamblaje repartidas entre las tres empresas, así como en una red de centros de distribución de repuestos.

“Hacemos avances significativos. En sólo tres semanas llevamos a estas empresas más lejos de lo que nadie pensaba que fuera posible”, afirmó. “Nuestra huelga funciona. Pero aún no hemos llegado a ese punto”.

Fain adoptó una línea dura tanto en su retórica como en sus ambiciosas demandas de negociación. Hizo sus comentarios el viernes vistiendo una camiseta adornada con las palabras “Eat the Rich”. Dijo que sus comentarios y demandas han sido descartados como “teatro”, pero están funcionando.

“No se trata de teatro, se trata de poder, el poder que tenemos como clase trabajadora”, afirmó. “Les hemos demostrado a los Tres Grandes que no tenemos miedo de usarlo. Las huelgas, y la amenaza de huelgas, por parte de una membresía unificada, es lo que da resultados”.

Además del acuerdo con GM sobre los trabajadores de las plantas de baterías, Fain dijo que las empresas ahora ofrecen aumentos salariales por un total de entre el 20% en GM y Stellantis y el 23% en Ford, durante la vigencia del contrato que finaliza a principios de 2028.

“No es donde necesitamos estar, pero estamos muchísimo más lejos”, afirmó. Y añadió que Ford y Stellantis también acordaron restaurar los ajustes por costo de vida para proteger a los trabajadores del aumento de precios, y que GM “no se queda atrás”.

Si bien el sindicato ha estado en huelga contra los tres fabricantes de automóviles sindicalizados por primera vez en su historia, el UAW inició la huelga el 15 de septiembre con un paro laboral específico por parte de 12.700 miembros en una planta de ensamblaje para cada empresa. Una semana después, añadió una serie de 38 centros de repuestos y distribución operados en 20 estados por GM y Stellantis, pero no amplió la huelga en Ford, diciendo que el fabricante de automóviles había logrado avances significativos en las negociaciones.

Luego, el 29 de septiembre, el UAW se negó a ampliar la huelga contra Stellantis, citando una vez más el progreso en las conversaciones, pero añadió una huelga contra una planta de ensamblaje de GM y Ford. Así que la decisión de no extender la huelga en ninguna de las empresas el viernes es una ruptura con la práctica anterior y una señal esperanzadora de progreso.

El sindicato siempre ha dicho que estaba dispuesto a ampliar la huelga para aumentar la presión sobre las empresas. Fain indicó que GM sabía que su próximo objetivo de ataque en GM era la línea de ensamblaje de Arlington, Texas, que fabrica el Chevrolet Tahoe y el Suburban, el GMC Yukon y el Cadillac Escalade. Fain describió la planta de Arlington como “la mayor fuente de ingresos de GM”.

“Fue esa amenaza la que llevó a GM a la mesa”, dijo.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content