Skip to Content

Qué países reconocen a Israel y qué países a los palestinos

Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Español) — El conflicto entre Israel y los palestinos ha estado plagado de violencia desde antes de la fundación de Israel en 1948, y miles de personas de lado y lado han muerto o han quedado heridas en ataques durante décadas.

Si bien los Gobiernos de diferentes países han estado al margen y muchos países han apoyado la resolución de Naciones Unidas que llamó a la creación de dos Estados, Israel y Palestina, como solución al conflicto, ambas poblaciones han tenido el reconocimiento oficial como Estado a lo largo de los años por diferentes países. Además, cada uno de ellos tiene apoyos políticos de diferentes bandos geopolíticos, como por ejemplo Occidente para Israel, y países del Medio Oriente que han apoyado a los palestinos por oposición a Israel.

Guerra entre Israel y Hamas, en vivo: muertes, última hora, noticias de Gaza y más

Así está el apoyo a Israel y a los palestinos en la actualidad.

Reconocimiento y apoyo a Israel

Israel tiene relaciones diplomáticas con 166 países, según su Gobierno, con un fuerte bloque occidental de apoyo, en el que se encuentran Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido que, en conjunto, anunciaron su respaldo a Israel esta semana luego del ataque terrorista de Hamas.

El bloque dijo en un comunicado el 9 de octubre que apoyaría los esfuerzos de Israel para defenderse a sí mismo y a su pueblo “contra semejantes atrocidades” y agregaron que “no es el momento de que ninguna parte hostil a Israel aproveche estos atentados para buscar ventajas”.

En el mismo comunicado los gobiernos mencionados dijeron que reconocen “las aspiraciones legítimas del pueblo palestino y el apoyo de medidas equitativas de justicia y libertad para israelíes y palestinos por igual”, porque está claro —dijeron los países— que Hamas no representa las aspiraciones del pueblo palestino y no ofrecen sino “terror y sangre”.

El responsable de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, dijo este martes que Israel tiene derecho a defenderse de los ataques de Hamas, pero debe hacerlo de acuerdo con el derecho internacional.

“Un castigo colectivo contra todos los palestinos será injusto e improductivo. Irá contra nuestros intereses y contra los intereses de la paz”, declaró Borrell tras una reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Mascate, Omán. “No todo el pueblo palestino es terrorista”.

Aunque la UE considera a Hamás una organización terrorista, el Gobierno Autónomo Palestino “es nuestro socio”, dijo Borrell.

“Israel tiene derecho a defenderse, pero debe hacerlo de acuerdo con el derecho internacional, el derecho humanitario, y algunas decisiones son contrarias al derecho internacional”, añadió.

Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Israel como Estado en 1948 y el primero en reconocer Jerusalén como su capital en 2017.

Entre los países que no tienen relaciones con Israel actualmente están Irán, Argelia, Afganistán, Venezuela, Kuwait, Líbano, Libia, Sudán, Siria, Arabia Saudita, Omán, Iraq, Pakistán, y Qatar.

En los últimos años, Israel ha estrechado sus relaciones con los estados del Golfo, impulsadas por una animadversión compartida hacia Irán y su creciente influencia en la región. Israel afirma que Irán apoya a Hamás con unos US$ 100 millones al año. El Departamento de Estado de Estados Unidos afirmó en 2021 que el grupo recibe financiación, armas y entrenamiento de Irán, así como algunos fondos que se recaudan en países árabes del Golfo.

Y con el fin de buscar aliados en Medio Oriente, Israel ha estado acercándose cada vez más a países con los que antes no tenía relaciones diplomáticas, para contrarrestar el antagonismo con Irán. En septiembre de 2020, el entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se unieron a los ministros de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en la Casa Blanca para celebrar acuerdos históricos de normalización entre Israel y los dos países árabes.

Ese año además de Emiratos Árabes y Bahrein, Marruecos y Sudán también normalizaron relaciones con Israel.

Durante años, Israel mantuvo relaciones encubiertas con muchos de los estados suníes del Golfo, impulsadas en los últimos años por una alianza mutua de facto contra Irán (de corriente chiita). Aun así, las relaciones son anteriores al acuerdo nuclear iraní en más de una década en algunos casos, ya que los Estados del Golfo trataban de aprovechar la escena de alta tecnología de Israel e Israel trataba de asegurar su lugar en un Oriente Medio turbulento.

Entre estas relaciones entre bastidores destaca la de Emiratos Árabes Unidos, con numerosos ejemplos públicos de los crecientes lazos entre ambos estados, cada vez más habituales. A finales de 2015, Israel abrió una misión de nivel diplomático ante la Agencia Internacional de Energías Renovables en Abu Dhabi. En 2018, la entonces ministra de Cultura, Miri Regev, realizó una visita de Estado a la Gran Mezquita a raíz de una medalla de oro israelí en un torneo de judo en los Emiratos. Israel también fue invitado a la Expo 2020 de Dubái, una exposición mundial que desde entonces se ha retrasado por la pandemia de coronavirus.

Al igual que los EAU, Bahrein también mantiene lazos encubiertos con Israel desde hace años. Además, Bahrein cuenta con una pequeña pero sostenida comunidad judía, uno de cuyos miembros fue embajador del país en Estados Unidos entre 2008 y 2013. El pequeño reino del Golfo también acogió la presentación de la parte económica del plan de la Casa Blanca para la paz en Medio Oriente, lo que indica su voluntad de colaborar con Estados Unidos —y posteriormente con Israel— en esta cuestión, incluso en un momento en el que no parece posible avanzar en el conflicto palestino-israelí.

En 2018, Mousa Abu Marzouk, alto cargo del buró político de Hamas en Gaza, reprochó a los Estados árabes que avanzaran hacia la normalización de relaciones con Israel, señalando la “ola de normalización de los lazos con la ocupación israelí”. Marzouk dijo en ese momento que la Iniciativa de Paz Árabe, un plan de paz presentado por Arabia Saudí en 2002, estipulaba que antes del reconocimiento oficial y de los lazos entre los estados árabes e Israel debía producirse un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

Entre tanto, Egipto y Jordania reconocieron a su vecino a Israel en 1979 y 1994, respectivamente, y han tenido lo que los observadores llaman “una paz fría” con Israel.

El reconocimiento de los palestinos

La situación de los palestinos es un poco más compleja puesto que si bien cuenta con el reconocimiento y relaciones bilaterales con 139 países, no es reconocido oficialmente como Estado ante Naciones Unidas, y los países que reconocen a una entidad de Palestina lo hacen a través del Gobierno Autónomo Palestino, liderado por Mahmoud Abbas en Ribera Occidental. Pero, de nuevo, no reconocen a Hamas.

¿Qué diferencia hay entre los territorios palestinos en Gaza y la Ribera Occidental?

A diferencia de Israel, con los palestinos tienen relaciones diplomáticas países como Afganistán, Argelia, Libia, Marruecos, Egipto, Siria, Qatar, Irán, Venezuela, Yemen, entre otros. Chile, que tiene una de las mayores comunidades de ascendencia palestina fuera del Medio Oriente, ha reconocido al “Estado de Palestina” y mantiene relaciones diplomáticas a nivel de embajadas.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, la Corte Penal Internacional reconocen a Palestina como Estado soberano. Pero si bien muchos países la reconocen como tal, este no es un Estado pues no cumple los requisitos.

En la ONU, Palestina es un Estado Observador, similar al Vaticano, otorgando a los palestinos un cierto grado implícito de reconocimiento como Estado.

Los palestinos tenían estatus de “observador permanente” en la ONU desde 1974, cuando la Organización para la Liberación de Palestina fue reconocida como observador, una posición que no está definida en la carta de la ONU.

La misión, que posteriormente pasó a denominarse oficialmente “Palestina” dentro del sistema de la ONU, obtuvo en 1998 privilegios que antes sólo tenían los Estados miembros. Entre ellos, el derecho a participar en el debate general al comienzo de la Asamblea General y a copatrocinar resoluciones, lo que confiere a la delegación un estatus único, a medio camino entre el de observador y el de miembro.

Entre los países que apoyan a los palestinos está Irán, cuyo presidente Ebrahim Raisi, dijo este domingo que su país “apoya la legítima defensa de la nación palestina”.

“El régimen sionista y sus partidarios son responsables de poner en peligro la seguridad de las naciones de la región”, dijo Raisi, citado por la agencia de noticias Mehr.

Irán es el archienemigo de Israel y ambos países mantienen desde hace tiempo una especie de guerra a través de terceros, en la que grupos respaldados por Irán luchan contra las Fuerzas de Defensa de Israel.

Israel acusa a Irán de respaldar a Hamas.

Entre tanto, Egipto, el primer país árabe en normalizar relaciones con Israel, ha mediado entre Israel y varias facciones palestinas a lo largo del conflicto y ha presionado a las partes a evitar la escalada del conflicto, como ha reportado Reuters. Egipto, con la península egipcia del Sinaí, comparte frontera con la Gaza y con Israel.

Qatar es otro de los países de la región que está cerca de los territorios palestinos y además surgió como uno de los principales partidarios de los grupos islamistas tras las protestas de la Primavera Árabe que comenzaron en 2011. Qatar ve el estancamiento como una oportunidad para demostrar su valía como mediador, reporta Reuters.

En esta crisis de violencia Qatar ha mantenido conversaciones con Hamas sobre los rehenes que el grupo extremista mantiene retenidos en Gaza, y Estados Unidos se ha coordinado con los qataríes, que desempeñan un papel clave de mediación con Hamas, según dijeron a CNN un alto funcionario estadounidense y otra persona familiarizada con las conversaciones.

Entre tanto, en medio de la guerra de Ucrania, Rusia es otro jugador importante en las relaciones con Israel en la región. Por una parte, Rusia ha estado aliado con algunos de los adversarios más firmes de Israel y los más importantes respaldos de Hamas. Bombardeó rebeldes sirios que estaban contra el presidente Bashar Al-Assad durante la guerra civil de Siria. Pero también mantiene lazos fuertes y de seguridad con Israel. Putin se ha reunido con el primer ministro Netanyahu en varias ocasiones.

Y durante la guerra de Rusia en Ucrania Israel tuvo presión internacional y nacional para que se pronunciara más a favor deUcrania y contrarrestar a Rusia, Tel Aviv argumentó que debería utilizar su posición única como uno de los pocos países aliados de Occidente que tiene un canal de comunicación abierto tanto con Ucrania como con Rusia.

Entre tanto China, mantiene desde hace tiempo una relación amistosa con los dirigentes palestinos.

Abbas, presidente del Gobierno Autónomo Palestino en la Ribera Occidental —que perdió el control de Gaza en favor de su rival Hamas en 2007—, ha visitado Beijing cinco veces en sus casi dos décadas en el poder. Durante su último viaje en junio, Xi y Abbas anunciaron una mejora de las relaciones bilaterales hasta convertirlas en una “asociación estratégica”.

Pero China también ha estrechado sus lazos económicos con Israel en los últimos años, intensificando el comercio y la inversión en sectores que van desde la tecnología a las infraestructuras. Israel ha participado en la iniciativa Belt and Road de Beijing, con la construcción de un nuevo puerto en Haifa, el centro de transporte marítimo más activo del país, por parte de una empresa estatal china.

Beijing le prometió al presidente del Gobierno Autónomo Palestino Mahmud Abbas que con la “sabiduría y fuerza” de chinas resolvería el conflicto entre árabes e israelíes, ha sido un insulso llamamiento a la moderación por ambas partes. Beijing se abstuvo de señalar al grupo y trató de presentarse como parte neutral en el conflicto, a diferencia de la mayoría de los países occidentales. La discreta reacción de Beijing a los ataques de Hamas del sábado ha provocado la reacción de Israel.

El presidente palestino Mahmud Abbas estrecha la mano del líder chino Xi Jinping en Beijing el 14 de junio de 2023. (Crédito: Jade Gao/Pool/AFP/Getty Images)

Tras las críticas, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Mao Ning, fue un poco más allá en una rueda de prensa afirmando que China estaba “profundamente entristecida por las víctimas civiles” y condenó “cualquier acto que dañe a los civiles”.

Sin embargo, eludió una pregunta sobre si Beijing considera los ataques de Hamas contra civiles como actos terroristas y reiteró el mensaje de neutralidad, calificando a China de “amiga tanto de Israel como de Palestina”.

Beijing —que ha intentado mostrarse neutral en los conflictos— se ha abstenido de nombrar a Hamas, describiendo vagamente la crisis como una “escalada de tensiones y violencia entre Palestina e Israel”.

Al igual que Rusia y la mayoría de los países árabes, China considera a Hamas una organización de resistencia, no un grupo terrorista como los designan Estados Unidos y la Unión Europea.

— Con información de Abbas Al Lawati, Oren Liebermann, Flora Charner, James Masters, Tim Hume, Nectar Gan y Ashley Fantz de CNN

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content