Skip to Content

París tendrá una nueva red de metro. Y será inmensa

Alexandra Ferguson

París (CNN) — Con magníficas entradas art nouveau, túneles laberínticos y trenes que circulan a toda velocidad por debajo, y a veces por encima, de algunas de las calles más famosas del mundo, es una red de transporte que ha inspirado películas, novelas y poesía.

Tiene estaciones que llevan el nombre de un revolucionario sudamericano, un presidente estadounidense y una victoria soviética. En una ciudad que alberga algunas de las galerías más famosas del mundo, algunas de las estaciones se consideran obras de arte en sí mismas.

Pero el metro de París, construido en 1900 y que transporta casi cuatro millones de pasajeros al día, no da abasto para satisfacer las exigencias de los desplazamientos modernos, y sus instalaciones e infraestructuras, cada vez más antiguas, se resienten ante el crecimiento demográfico de la ciudad.

Usuarios de transporte público en París reportan problemas de cara a los Juegos Olímpicos

Para muchos parisinos, sobre todo los que viven o trabajan en los barrios menos de moda de la periferia, es todo un reto desplazarse por la ciudad sin tener que pasar por los distritos centrales, lo que aumenta el tiempo de viaje y agrava la congestión.

Pero se avecinan cambios a gran escala. El venerado Metro de París está a punto de recibir su mayor mejora en décadas con la llegada del Grand Paris Express, un nuevo sistema de 200 kilómetros que añadirá cuatro líneas y 68 estaciones nuevas a la red.

Estas líneas conectarán principalmente las ciudades suburbanas sin atravesar la densamente poblada ciudad de París, añadiendo anillos exteriores a un mapa subterráneo de París que, hasta ahora, se componía de 14 líneas que salen del centro como radios.

Ha sido una empresa épica. La construcción de las líneas, que comenzó en 2016, es el mayor proyecto de infraestructura civil en Europa, según el gobierno de Francia. Inevitablemente, dada la escala, se ha visto afectado por retrasos.

Algunas de las estaciones de metro más antiguas de París son consideradas obras de arte. Crédito: Barry Neild/CNN

Trenes sin conductor

Pero eso no impidió que a finales del mes pasado la ciudad hiciera gala de su dinamismo parisino con la prueba del primer tren de las nuevas líneas de metro, que atrajo a multitud de curiosos invitados a un depósito ferroviario del barrio de Champigy-sur-Marne.

El tren de 108 metros de largo y seis vagones, el primero de este tipo fabricado por Alstom para el Grand Paris Express, hizo su debut entre música triunfal y un espectáculo de luces láser con los colores de la bandera francesa, blanco, azul y rojo.

“Para cambiar la vida de la gente, tendremos que cambiar su forma de moverse”, dijo el ministro de Transporte de Francia, Clément Beaune, en el acto del 28 de noviembre, en el que el tren realizó con éxito un recorrido de prueba de dos kilómetros a lo largo de un tramo de la línea 15, una de las nuevas rutas.

Francia espera que el Grand Paris Express reduzca significativamente el tiempo de transporte público de un barrio a otro y el uso del automóvil entre los habitantes de la región del Gran París.

Representación de una parte de la Gare Villejuif, una de las estaciones de la nueva red Grand Paris Express.Crédito: Dominique Perrault Architecture / Société du Grand Paris

A diferencia de otras líneas de metro, utilizará trenes sin conductor para crear una red de transporte rápido totalmente automatizada, lo que significa que no habrá necesidad de contratar y formar a nuevos conductores, además de que habrá una mayor resiliencia ante las interrupciones por huelgas.

“Estamos en el buen camino hacia el éxito”, afirma Beaune entre risas. “Servirá de ejemplo para ciudades de toda Francia”.

París fue una de las primeras ciudades del mundo en tener metro. Su primera línea se inauguró en 1900 como parte de los esfuerzos de construcción de la ciudad para albergar los Juegos Olímpicos ese mismo año. Su expansión fue rápida y generalizada en las décadas siguientes.

Conoce a Perceval, el perro robot que ayuda a reparar el metro de París

Antes de la inauguración del Grand Paris Express, ya se había convertido en una mega red de 800 kilómetros que abarcaba 16 líneas de metro en el centro de la ciudad y cinco líneas de cercanías Réseau Express Régional (RER) para los suburbios circundantes.

El nuevo proyecto introducirá cuatro nuevas líneas (15, 16, 17 y 18) y ampliará las líneas 11 y 14 ya existentes.

Los nuevos servicios se sumarán a las líneas RER que dan servicio a los suburbios que rodean París. Crédito: Thomas Samson/AFP/Getty Images

Un futuro más ecológico

Para muchos habitantes de la ciudad, las nuevas rutas no pueden llegar lo bastante rápido.

“Me encanta vivir en Versalles, pero a veces es demasiado”, dice Lauren Bain, de 26 años, periodista que trabaja en París pero vive en la ciudad de Versalles, a unos 20 kilómetros al suroeste de la capital.

Bain cuenta que acude a la iglesia de la localidad vecina de Saint Aubin, aparentemente a 20 minutos en coche, pero a dos horas en autobús, que es como hace actualmente el trayecto. Puede tardar incluso más; se quedó atrapada en un autobús medio sumergido en el agua durante unas fuertes lluvias.

Se desplaza al trabajo en el centro de París con la línea C del RER, que no le gusta mucho a pesar de la comodidad de una estación en Versalles.

“Es terrible”, dice. “Siempre llego tarde al trabajo. Esta misma semana me cancelaron el tren sin motivo”. Cuando se inaugure la nueva línea 18 del Grand Paris Express, que conectará Versalles directamente con Saint Aubin y con el aeropuerto de París Orly, el segundo más transitado de la ciudad, sus opciones mejorarán.

“La línea 18 no podría inaugurarse antes”, afirma Bain.

Mohamed Mezghani, secretario general de la Asociación Internacional de Transporte Público, con sede en Bruselas, afirma que las nuevas líneas sitúan a París a la vanguardia de las redes de transporte público urbano, junto a Tokio, Moscú y Washington, que buscan reducir el impacto ambiental mediante la interconectividad suburbana.

“El Grand Paris Express, con sus líneas circulares, fomenta el movimiento de suburbio a suburbio”, dijo Mezghani.

“Los habitantes de las grandes ciudades se están dando cuenta de que el automóvil no es una solución, la congestión sigue empeorando y construir más carreteras solo atraerá más tráfico. Necesitamos esta versión actualizada del transporte público”, añadió.

Las nuevas líneas conectarán con los dos principales aeropuertos internacionales de París.Crédito: Geoffroy Van Der Hasselt/AFP/Getty Images

La meta olímpica

Una gran incógnita para muchos parisinos, y para los visitantes de la ciudad, es si la nueva red estará operativa a tiempo para los Juegos Olímpicos de 2024, que se celebrarán en su mayoría en los alrededores de la capital francesa.

Este era el plan original cuando el proyecto fue anunciado por el entonces presidente Nicolas Sarkozy en 2009, mucho antes de que la ciudad ganara su candidatura olímpica. Pero los numerosos retrasos han alargado los plazos.

Sarkozy y su sucesor, François Hollande, habían prometido la apertura total de la línea 14 y la apertura parcial de las líneas 15, 16, 17 y 18, que conectan con los dos aeropuertos internacionales de París.

Francia traslada a las personas sin hogar fuera de París mientras la ciudad se prepara para los Juegos Olímpicos del próximo verano

Sin embargo, el proyecto ha sufrido diversos contratiempos a lo largo de los años, como inundaciones en las obras, retrasos en la entrega de equipos y, quizá el más crucial de todos, la pandemia de covid.

Y a ocho meses de los Juegos Olímpicos de 2024, solo se espera que se inaugure a tiempo la prolongación de la línea 14 hasta el aeropuerto de Orly. Las demás líneas entrarán en servicio progresivamente a partir de finales de 2025, según el sitio web oficial del proyecto.

El Ministerio de Transportes de Francia sigue siendo optimista sobre el impacto de las nuevas líneas ferroviarias en París, insistiendo en que la capacidad de la red aumentará un 15% a tiempo para los Juegos, que se prevé atraigan a millones de visitantes a la ciudad, ya de por sí un popular destino de verano.

“Nuestro plan de acción está claro y cumplimos los plazos”, declaró a CNN.

Incluso con retraso, es probable que las nuevas líneas aumenten el atractivo de la capital francesa.

Como dijo el escritor Ernest Hemingway: “Solo hay dos lugares en el mundo donde podemos vivir felices: en casa y en París”. Y una vez abiertas las nuevas líneas del Grand Express, es de esperar que la distancia se acorte un poco más.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content