Skip to Content

“El sueño americano es salir de Estados Unidos”: TikTokers estadounidenses revelan cómo es la vida en el extranjero

Alexandra Ferguson

(CNN) — Un mes de vacaciones pagadas. Vino con la comida un martes. Sin necesidad de dejar propina.

En el video más popular de Kacie Rose Burns, la influencer repasa algunos de los mayores choques culturales que ha experimentado desde que se mudó de Estados Unidos a Italia.

El TikTok de Burns, visto 19,8 millones de veces, está inundado de comentarios que van desde la incredulidad, la envidia y la aprobación.

Hay un comentario, con 34.800 ‘me gusta’, que quizá lo resuma todo:

“Creo que el sueño americano es irse de Estados Unidos”.

La estadounidense que vive en Italia

Las cuentas de Burns en las redes sociales relatan sus experiencias como, según su biografía en TikTok, “esa chica estadounidense que vive en Italia”. Detalla las diferencias culturales, ofrece guías de ciudades italianas y habla directamente a la cámara sobre sus experiencias.

La joven de 30 años empezó a publicar en TikTok en 2021, cuando se mudó a Florencia con su novio italiano, al que conoció de vacaciones varios años antes.

A principios de 2021, los viajes internacionales estaban descartados. Los videos de Burns no tardaron en ganar adeptos gracias a su mezcla de contenido escapista, fantasía de deseos cumplidos y una visión divertida pero perspicaz de la realidad de mudarse al extranjero.

Hoy, Burns tiene un millón de seguidores en TikTok. Sus seguidores se le acercan en la calle y actúan como si la conocieran. Ha convertido su éxito en una marca, con libros electrónicos y viajes en grupo. La crónica de su vida en Italia es ahora su trabajo a tiempo completo.

Burns, antigua bailarina neoyorquina, dice que fue un paso totalmente accidental. El éxito la tomó por sorpresa.

Pero Burns no es la única. En los últimos años, a medida que TikTok ha ido ganando popularidad e Instagram ha adoptado los videos cortos en forma de Instagram Reels, el influencer estadounidense en el extranjero se ha convertido en una figura omnipresente.

Una pareja estadounidense transformó una casa italiana abandonada en un hogar de ensueño con elevador

Sea cual sea tu algoritmo, si eres activo en estas plataformas es probable que hayas visto uno o dos videos de este tipo. Tal vez un influencer paseando por una tienda de comestibles del Reino Unido, comentando lo extraño que es que las tiendas británicas no guarden los huevos en el frigorífico, o alguien haciendo una crónica de sus intentos de aprender francés mientras está in situ en París, o mostrando las increíbles vistas desde su departamento de tejados rojos en Lisboa.

Para la usuaria estadounidense de redes sociales Elizabeth Staub, de 31 años, ver TikToks de personas que se mudaron al extranjero es atractivo en parte porque su contenido se siente “como una idealización fácil” o una “evasión”.

Pero es una fantasía que “también se puede alcanzar”, como dice Staub a CNN Travel. Puede parecer que estas personas tienen un día a día sacado directamente de una comedia romántica de Netflix, pero son personas reales. Y para Staub, es esta realidad la que hace que sea fácil ponerse en su lugar, al menos durante los pocos minutos que se tarda en ver uno de sus videos.

“Me gusta mucho ver las diferencias entre nuestro país y el de estos influencers, e idealizar cómo sería vivir allí”, dice Staub.

“Sigo a gente que vive en lugares donde a mí me gustaría vivir”, coincide Erin Conry, de 26 años, usuaria de las redes sociales en Boston. Conry cuenta a CNN Travel que cada vez que ve “estos videos de viajes estéticamente agradables” siente como un subidón de dopamina.

Estos estadounidenses en el extranjero parecen estar viviendo el sueño y, gracias a sus flujos de contenidos, los usuarios de TikTok pueden seguirlos y vivir a través de ellos.

El atractivo viral de las “pequeñas cosas”

El estadounidense Quentin Pettiford cuenta su vida en Noruega. Crédito: Quentin(Tik Tok MoneyTimeQ)

Muchos de los videos más populares de creadores de contenidos estadounidenses en el extranjero giran en torno a los pequeños detalles.

Por ejemplo, la presencia de Quentin Pettiford en las redes sociales. Pettiford, de 24 años, se mudó de Estados Unidos a Noruega en 2021. Al igual que Burns, emigró tras enamorarse de una europea y, al igual que a Burns, a la gente le encanta oír hablar de su historia de amor transatlántica, pero si nos atenemos a sus estadísticas en TikTok, preferirían escuchar sus opiniones sobre las diferencias entre las tiendas de comestibles noruegas y estadounidenses.

Pettiford lo entiende. La primera vez que recorrió los pasillos de un supermercado noruego, quedó fascinado. Para su compañera noruega, la experiencia era mundana e incluso aburrida, pero para Pettiford, la tienda era un tesoro de intrigantes diferencias culturales.

Le desconcertaron las cortadoras de pan, algo que nunca había visto en un supermercado estadounidense. Pronto se enteró de que, al salir de algunas tiendas en Noruega, hay que escanear el recibo para abrir las puertas. “Todo en las tiendas de comestibles de Noruega es muy diferente”, dice Pettiford a CNN Travel.

El primer video viral de Quentin Pettiford en TikTok fue sobre las diferencias entre las tiendas de comestibles estadounidenses y noruegas. Crédito: Quentin(Tik Tok MoneyTimeQ)

Pettiford comenzó inmediatamente a grabar videos cortos y a publicarlos en su cuenta de TikTok. “Sabía que si lo veían las personas adecuadas, les interesaría y se haría viral”, dice.

Un día, Pettiford abrió la aplicación TikTok y recibió miles de comentarios, visitas y seguidores.

“Consiguió dos millones de visitas en un par de semanas”, cuenta Pettiford de su primer video viral. “Me dije: ‘Sabes qué, no voy a dejar escapar esta oportunidad'”.

Pettiford se lanzó de lleno a la creación de contenidos. Hoy, intercala comentarios divertidos sobre las diferencias culturales con destellos de su vida familiar cotidiana con su esposa noruega y su hija pequeña.

A sus seguidores parece gustarles el contenido familiar, dice Pettiford, pero su video más popular no es especialmente personal: “Hablo de cómo los estadounidenses usan Fahrenheit y el resto del mundo usa Celsius”.

“Consiguió unos 8 millones de visitas”, dice Pettiford, sonriendo incrédulo. “La gente se vuelve loca por cosas así. Así que simplemente me siento, reflexiono sobre lo que es diferente, lo escribo en mis notas y luego hablo de ello y veo si se vuelve viral”.

Los viajeros de talla grande vuelven a llamar la atención en TikTok sobre la política de “clientes grandes” de Southwest Airlines

La estadounidense extranjera de la cultura pop

La creadora de contenidos estadounidense Fatima relata sus aventuras en París en su cuenta de TikTok. Crédito: TheQueenFatima

Burns y Pettiford empezaron a publicar durante la pandemia, en parte porque tenían más tiempo libre y en parte porque se mudaron al extranjero.

Pero Fatima, una creadora de contenidos estadounidense de veintitantos años que dirige la cuenta de TikTok @itsthequeenfatima, llevaba varios años viviendo en París antes de empezar a publicar sobre su vida a principios de 2021.

Al igual que la exbailarina Burns, Fatima trabajó en la industria de las artes escénicas antes de 2020 y se encontró recurriendo a las redes sociales como una “forma diferente de ser creativa” cuando llegó la pandemia de covid.

Fátima, que pidió que no se incluya su apellido en este artículo por motivos personales, también se inspiró para empezar a publicar en las redes sociales a raíz del éxito de Netflix “Emily in Paris”. La serie, de la que tanto se ha hablado, narra la historia de una influencer estadounidense de las redes sociales que se traslada a una versión de París que se parece muy poco a la realidad de la ciudad, pero que cautivó rápidamente a los televidentes cuando se estrenó en Netflix a finales de 2020.

Ella compró un pasaje de avión temiendo que fuera una estafa. Su futuro esposo estaba a bordo del vuelo

Fátima vio, y disfrutó, “Emily en París”. Pero el éxito de la serie también impulsó su deseo de mostrar una visión más realista de la historia de “American in Paris”. Es un cuento, reconoce Fátima, que es, si no tan viejo como el tiempo, desde luego bastante viejo: recuerda haber visto el musical de Broadway de 2014 “Un estadounidense en París”, basado en la película de los años 50, la semana antes de mudarse a Francia.

El tropo de la cultura pop de un estadounidense que se muda a Europa y vive una vida encantadora también se extiende más allá de París y es anterior al siglo XXI: piensa en “La fuente del deseo”, de 1954, ambientada en Roma. Para Fátima de la generación millennial, fue la película de 2003 “Lizzie McGuire”, en la que la adolescente estadounidense Lizzie viaja a Italia y es confundida accidentalmente con una estrella del pop, la primera que le hizo soñar con mudarse a Europa.

“Esa película es muy icónica para mí, muy importante”, dice Fátima. “Cuando por fin fui a Italia y estuve delante de la Fontana de Trevi, no podía dejar de hablar de ella. Y no bromeo: a los cinco minutos de estar en ese lugar, había otro estadounidense hablando de la misma película”.

Fátima, en la foto frente a la Mona Lisa, presenta una visión aspiracional pero real de la vida en París. Crédito: TheQueenFatima

Fátima señala que la mayoría de estas películas y programas de televisión muestran a “mujeres blancas de cierto nivel socioeconómico que se mudan a Europa para seguir su ‘estilo de vida Eat, Pray, Love'”.

Fátima se dio cuenta de que su TikTok era una oportunidad para ampliar esa narrativa dominante de la cultura pop. “Ser una negra estadounidense en París es algo que influye en mi forma de vivir en este país”, afirma.

En uno de los videos más populares de Fátima en TikTok, se la ve caminando por pintorescas calles parisinas, hablando directamente a la cámara y prometiendo a sus seguidores “variedad, detalles, información, consejos, trucos, historias tontas de mis tiempos pasados, y simplemente mi realidad de vivir en París”.

Este video se relaciona directamente con los tropos de la cultura pop de los estadounidenses que viven en el extranjero. Por ejemplo, hay una referencia directa a la ficticia “Emily”: Fátima se llama a sí misma “Fátima en París” tanto en el video como en su biografía de TikTok. Y la banda sonora del video es el tema musical de “Sex and the City”, en referencia al momento de la serie en que la heroína de ficción Carrie Bradshaw decidió empezar de nuevo en París.

“Mi contenido tiene un aspecto de evasión, y eso es por diseño”, dice Fátima. “Intento hacer contenidos que sean divertidos y atractivos para mí, y también divertidos y atractivos para el público que pueda querer consumirlos”.

París tendrá una nueva red de metro. Y será inmensa

Para Fátima, las redes sociales también han resultado ser una fuente de ingresos alternativa: aunque no vive a tiempo completo de sus contenidos, sí obtiene beneficios.

“Para poner las cosas en perspectiva, he ganado suficiente dinero (después de impuestos) para pagar dos meses de alquiler, incluidos los servicios públicos, en el año natural de 2023”, dice a CNN Travel.

Kacie Rose Burns también gana dinero con su contenido en las redes sociales a través de contenido de marca ocasional, pero dice que las redes sociales solo se convirtieron en una carrera a tiempo completo una vez que comenzó a organizar viajes en grupo en Italia y puso en marcha su negocio.

Burns dice que también evita cualquier contenido de marca que no crea que vaya a resonar entre sus seguidores. Tanto para Burns como para Fátima, es importante que sus contenidos sean lo más “reales” posible.

Por ejemplo, aunque el contenido de Fátima siempre tiene un atractivo toque de glamour, subraya a CNN que “vivir en Francia, vivir en París, no es esa utopía idealista perfecta que mucha gente pretende que sea”.

“Soy plenamente consciente de ello. Y de vez en cuando hablo de ello en mis plataformas. Hablo de la realidad de vivir en este país”, afirma.

Burns que, como Fátima, es muy consciente de los tropos de la cultura pop con los que juega, también dice que intenta encontrar ese equilibrio en sus contenidos.

“Es sano idealizar tu vida para encontrar la belleza en ella”, dice Burns. “Pero también creo que es importante, al mismo tiempo, hablar de las partes difíciles, porque la vida en Italia no es como ‘Lizzie McGuire’. Tiene sus puntos dolorosos. No es como “Under the Tuscan Sun”. No es como “Eat, Pray, Love”. Hay retos definitivos y difíciles de superar. Y hay muchas cosas, como la nostalgia, que nunca desaparecerán del todo”.

Más allá de Europa

La estadounidense Ananya Donapati habla de su vida en Japón. Crédito: Ananya Donapati

Aunque muchas de las cuentas más populares en las redes sociales relatan las aventuras de estadounidenses en Europa, también las hay que cuentan aventuras de “pez fuera del agua” por todo el mundo. TikToks, de Ananya Donapati, por ejemplo, narra su vida como estadounidense en Japón.

Para esta californiana de 23 años, mudarse a Japón fue la culminación de un sueño que comenzó cuando descubrió los cómics manga y empezó a aprender japonés en su adolescencia.

Cuando llegó la pandemia, Donapati estuvo a punto de descartar su sueño, pensando que nunca sería posible. Pero entonces el fundador de una empresa japonesa de tecnología financiera descubrió la popular cuenta de Twitter de Donapati y se puso en contacto con ella para ofrecerle un trabajo de marketing.

Donapati se fue de Estados Unidos a Tokio a principios de año. Aunque era una gran usuaria de Twitter, ahora llamado X, a Donapati no se le ocurrió crear TikToks sobre su nueva vida hasta que empezó a ver que otros estadounidenses hacían lo mismo.

Ahora Donapati publica regularmente mensajes, observaciones divertidas y guías de Tokio en su cuenta @hiananyaa. El objetivo, dice Donapati, es “compartir lo que Japón tiene que ofrecer, a través de la belleza que veo con mis ojos, a través de mi contenido”.

Ananya creció viendo a creadores de contenidos, así que convertirse ella misma en uno era una conclusión natural. Crédito: Ananya Donapati

Donapati no tuvo reparos en grabarse a sí misma y sus experiencias, es de la Generación Z y creció viendo a YouTubers. A ella, todo le pareció “algo natural”.

“Siempre he querido crear contenido”, dice Donapati “Y siento que mucha gente de mi edad tiende a tener ese deseo”.

Donapati disfruta de la creatividad que ofrecen las limitaciones de la plataforma: los videos tienen que ser cortos y ágiles para captar la atención de un usuario de las redes sociales que se desplaza y tiene poco tiempo, que quiere “ver algo nuevo, quiere entretenerse”, como dice Donapati.

“Así que cuanto más creativo y tú mismo seas, creo que más te mirarán y más te apoyarán”.

Donapati sigue disfrutando viendo contenidos creados por otros estadounidenses en Japón. Le reconforta ver reflejadas algunas de sus experiencias, y estos videos también le resultan útiles para seguir desenvolviéndose en la vida en el extranjero.

“Es muy importante confiar en los demás, pedir consejo”, dice. “Y creo que la creación de contenidos que todo el mundo está haciendo es una especie de extensión de eso”.

Donapati también disfruta viendo a creadores de contenidos estadounidenses que publican sobre su vida en otros lugares del mundo.

Para Donapati, el atractivo es que es “muy real”.

“Me gusta mucho ver, digamos, a alguien en Europa y su vida viviendo allí”, dice. “Definitivamente veo videos así, es genial, porque me siento como si estuviera allí sin tener que estar allí”.

Estadounidenses en el extranjero

No solo los creadores de contenido estadounidenses publican sus experiencias en el extranjero en las redes sociales. Donapati también sigue a creadores de contenidos japoneses que viven en Estados Unidos, mientras que a Fátima le gusta revivir sus años neoyorquinos a través de contenidos creados por europeos que se han trasladado a Estados Unidos.

Pero la proliferación de estadounidenses que publican sus experiencias en el extranjero sugiere que se trata de una tendencia especialmente popular en Estados Unidos.

Cómo los mochilimosneros o “begpackers” se convirtieron en los viajeros menos aceptados en Asia

La usuaria de las redes sociales Elizabeth Staub sugiere que la vida en el extranjero resulta cada vez más atractiva para los estadounidenses “a medida que nuestro país se convierte en un caos en lo que respecta a la sanidad, el costo de vida y la falta de terceros espacios en nuestra comunidad”.

Burns sugiere que también se debe a que las dificultades asociadas a los viajes internacionales en EE.UU. no terminaron cuando se levantaron las restricciones de viaje por la pandemia.

“No tenemos días libres pagados a nivel federal, la gente no puede ausentarse del trabajo, volar es imposible, cuesta miles de dólares coger un vuelo a Europa, es realmente caro”, afirma. “Simplemente no es una realidad para mucha gente”.

Existe el estereotipo, sugiere Burns, de que a los estadounidenses no les interesa viajar al extranjero. Pero mucha gente, sobre todo los estadounidenses más jóvenes, “tienen tantas ganas de viajar, pero quizá no tengan necesariamente los medios para hacerlo”.

“Así que viajan a través de su teléfono”, dice. “Es fácil encontrar estadounidenses que viajan al extranjero [en TikTok] y entonces son capaces de experimentarlo a través de alguien que tiene un origen similar”.

Sus palabras encuentran eco en la usuaria de redes sociales Erin Conry.

“Están viviendo mi sueño”, dice de los estadounidenses en el extranjero a los que sigue. El contenido que le gusta es informativo y perspicaz, pero sobre todo una “gran evasión”.

“Es genial ver que la gente tiene la confianza para vivir realmente ese tipo de vida”.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content