Skip to Content

ANÁLISIS | Los incendiarios comentarios de Trump sobre la OTAN desatan escalofríos en Europa

Rocío Muñoz-Ledo

Londres (CNN) — Los comentarios del expresidente Donald Trump suelen resonar en una cámara de eco de su propia creación, una especie de vacío que a menudo las priva de cualquier consecuencia a nivel mundial. Podría pensarse que se trata de ruido blanco, retórica diseñada para proyectar fuerza y rechazo al statu quo, más que una expresión de una política real. Es simplemente Trump siendo Trump.

Sin embargo, cuando el expresidente sugirió este sábado que alentaría a Rusia hacer “lo que quiera” con cualquier miembro de la OTAN que no cumpla las pautas del gasto, el impacto fue grave.

Trump dice que alentaría a Rusia a “hacer lo que quiera” con cualquier país de la OTAN que no pague lo suficiente

Trump recordó lo que, según dijo, fue una conversación con un “importante” aliado de la OTAN –no quedó claro a quién se refería ni cuándo tuvo lugar la conversación– que, de acuerdo a su relato, se negó a gastar el equivalente al 2% recomendado de su PIB en defensa. Sin embargo, dijo que quería garantías de Estados Unidos de que estaría protegido si Rusia atacaba. Trump señaló que no daría tal garantía, ya que el aliado era “moroso”, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, debía sentirse libre de salirse con la suya.

La opinión de Trump sobre la OTAN es conocida desde hace años: cree que es el epítome de todo lo que él desprecia de los aliados de Estados Unidos, que se aprovecharían de su fuerza sin dar nada a cambio: un club de fidelidad de una tienda en el que se obtienen puntos sin un gasto proporcional.

Al igual de lo que le ocurre con gran parte de la política exterior, el candidato republicano malinterpretó radicalmente la naturaleza y finalidad de esta relación. La OTAN no es una alianza basada en cuotas: es el mayor bloque militar de la historia, que se formó para hacer frente a la amenaza soviética, y se basa en la idea de defensa colectiva por la cual un ataque contra uno es un ataque contra todos, un principio consagrado en el artículo 5 del tratado fundacional de la OTAN.

Es un propósito que conviene profundamente a Estados Unidos: la Casa Blanca invocó el artículo 5 tras el 11-S. Y desde la creación de la OTAN, el poderío estadounidense se ha presentado a menudo en todo el mundo como la expresión de un consenso entre decenas de países. La OTAN contribuye a reforzar la menguante posición de Estados Unidos como única hiperpotencia. Si se prescinde de esta gran alianza y de su poderío diplomático y económico, Estados Unidos se verá bastante solo en el escenario mundial.

En resumen, es casi seguro que Estados Unidos siempre gastará mucho más que nadie en su Ejército, independientemente de sus aliados. La OTAN le da una base global de legitimidad, apoyo para el dólar y la hegemonía postsoviética de la que se nutre.

Teniendo en cuenta el malentendido de este sábado, los comentarios de Trump llegan en un momento devastador para Europa. La grupa deshonesta del Partido Republicano que le apoya está intentando persistentemente descarrilar la ayuda vital a Ucrania. Si los US$ 60.000 millones deseados no llegan, o se retrasan mucho más, tendrán un impacto irrevocablemente perjudicial en las defensas prácticas de Ucrania en el frente, la cohesión política en Kyiv y la moral nacional.

OTAN responde a comentarios de Trump que involucran a Rusia: “Cualquier ataque recibirá una respuesta unida y contundente”

El daño ya está hecho. Y es Putin quien se beneficia.

Sigue siendo un misterio por qué Trump se siente tan inexplicablemente ligado a Putin, y casado con sus halagos, o incluso con su éxito. Es un enigma que sólo comprenderemos con el paso del tiempo. ¿Se trata de una retorcida atracción por un “tipo malo”, de un enamoramiento de la cultura profundamente patriarcal de Rusia, o de algo más oscuramente ligado a la propia historia personal de Trump?

Los incendiarios comentarios de este sábado alimentan la narrativa del Estados Unidos explotado, infravalorado y, como resultado, en declive global. El Partido Republicano de Trump se alimenta de esto, quizá sin ser consciente de que es un bucle de agravio que se autocumple. Cuanto más se queja Estados Unidos de sus aliados y de su miserable abandono por parte de la OTAN, y se retira de ella, menos poderoso es.

La insufriblemente suave entrevista a Putin que hizo el ex presentador de Fox News, Tucker Carlson, fomentó la proyección de debilidad: fue un oído fácil y abierto para los frágiles argumentos de persecución del jefe del Kremlin y la risible justificación histórica para invadir a un vecino más débil y no amenazante. La plataforma señaló que hay partes de Estados Unidos que quieren escuchar las tonterías de Putin, y les permitió hacerlo. Anunció el probable cambio radical en las relaciones con Rusia de un segundo mandato de Trump.

Aunque el impacto en el mundo real de los comentarios de Trump aún no está claro, podría ser catastrófico. La seguridad europea depende del éxito de Ucrania o, como mínimo, de su capacidad para contener y debilitar los continuos ataques de Rusia.

Si Moscú se impone, podría llevar años; mientras tanto, Putin consiguió reorientar su economía y su sociedad para tiempos de guerra, y podría considerar un anatema para su control del poder dejar de hacer sonar los tambores del conflicto. Los avances rusos en Zaporiyia podrían conducir a un movimiento hacia Jersón, luego Mykolaiv y Odesa, poniendo a Putin a las puertas de la Rumania de la OTAN.

Pero no esperen que Moscú se lance a una invasión total de la mayor alianza militar de la historia. Rusia no bombardeará Francia de repente. Putin prefiere aguijonear, provocar y poner a prueba los límites o la disposición de sus oponentes. ¿Está dispuesta la OTAN a entrar en guerra con Moscú por las partes rusoparlantes del Estado báltico de Estonia? ¿O por la pequeña isla noruega de Svalbard, parcialmente habitada por rusos? ¿Una pequeña provocación rusa pondría lentamente de manifiesto la desunión de la OTAN y su reticencia a movilizar a sus poblaciones para el conflicto del mismo modo que lo ha hecho Rusia?

Un funcionario de la OTAN dice a CNN que los comentarios de Trump sobre la financiación de la organización “no son del todo erróneos”

Europa ha vivido durante casi una década con la posibilidad de enfrentarse sola a la amenaza rusa. El primer mandato de Trump hizo sonar un fuerte claxon en ese sentido. Sin embargo, ahora existe la mayor guerra terrestre que ha azotado Europa desde la década de 1940, lo que agudiza el peligro.

El Reino Unido cambió recientemente su retórica más amplia en las últimas semanas para sugerir que Occidente ya no está en un mundo de posguerra, sino de preguerra. Militares británicos de alto rango llegaron incluso a plantearse la posibilidad del servicio militar obligatorio. Finlandia y Suecia solicitaron urgentemente su ingreso en la OTAN. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania respondió a los comentarios de Trump con un “uno para todos y todos para uno”. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, fustigó las “imprudentes declaraciones” de Trump.

Sin embargo, la defensa europea rara vez ha prosperado sin el poderío del apoyo estadounidense. Moscú, tras su fallida invasión de un vecino no preparado, sigue siendo débil en comparación. No es un monstruo capaz de arrasar Europa Occidental. Está lejos de ser el potente ejército que se consideraba en 2021. Pero no nos equivoquemos: la falta de una garantía de apoyo estadounidense socava enormemente la eficacia de la OTAN. Pone en tela de juicio la cohesión de la alianza y, por tanto, su existencia.

Trump lo sabe. No está diciendo simplemente que Estados Unidos no ayudará a los aliados de la OTAN que no hayan pagado. Está diciendo que animaría a Rusia a atacar, invadir, infligir los horrores de Mariúpol a los aliados de EE.UU. Puede que sea ruido, puede que esté dirigido a azuzar a los fieles frente a su podio. Pero se oyó con fuerza, especialmente en las capitales europeas y en Moscú.

Parte del atractivo de Trump para sus seguidores es su falta de aplomo presidencial. Pero tras la invasión de Ucrania hace dos años, esto ya no es un juego de poses. Es un momento que ojalá los libros de historia no tengan que mirar atrás y analizar como si hubiera tenido graves consecuencias.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content