Skip to Content

Japón y Reino Unido entran en recesión: qué pasó y qué se espera a futuro

urielblanco

(CNN) — La economía de Japón se contrajo inesperadamente debido a la debilidad del consumo interno, lo que empujó al país a la recesión y le hizo perder su posición de tercera economía mundial frente a Alemania.

Por su parte, el Reino Unido entró en recesión a solo unos meses de las elecciones generales, según datos oficiales publicados este jueves, lo que hace descarrilar la promesa del primer ministro británico, Rishi Sunak, de generar crecimiento económico.

A continuación, te presentamos el panorama de cada país en materia económica.

Recesión en Japón

Personas caminando por un cruce concurrido en Tokio, Japón, el 15 de noviembre de 2023. (Crédito: Zhang Xiaoyu/Xinhua/Getty Images)

El Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo a un ritmo anualizado del 0,4% en los tres últimos meses de 2023, según informó este jueves la Oficina del Gabinete de Japón, tras haberse contraído un 3,3% anualizado en el trimestre anterior. Una recesión suele definirse como dos trimestres consecutivos de contracción económica.

El descenso estuvo muy por debajo de las previsiones del mercado. Los economistas encuestados por Reuters esperaban que el PIB creciera un 1,4% intertrimestral anualizado en los meses de octubre a diciembre.

Los datos confirman que la economía japonesa fue la cuarta del mundo el año pasado, en términos de dólares estadounidenses, por detrás de Alemania.

La demanda interna fue especialmente débil. Todas las principales categorías de la demanda interna, incluido el gasto de consumo, fueron negativas. Solo la demanda externa, que se refleja en las exportaciones de bienes y servicios, tuvo un saldo positivo.

El consumo privado -que representa la mitad de la economía- disminuyó un 0,9% anualizado en el cuarto trimestre, ya que los consumidores japoneses lucharon contra la subida de los precios de los alimentos, el combustible y otros bienes. Es el tercer trimestre consecutivo de caídas.

Japón importa el 94% de sus necesidades energéticas básicas y el 63% de sus alimentos, por lo que la debilidad del yen contribuye significativamente al encarecimiento del coste de la vida, declaró a CNN Neil Newman, estratega de Japanmacro con sede en Tokio.

El yen se ha desplomado un 6,6% frente al dólar estadounidense desde principios de año, convirtiéndose en una de las divisas del Grupo de los 10 países industrializados con peor comportamiento.

“El consumo privado fue especialmente débil, y las expectativas del mercado eran que se mantuviera estable”, afirmó. “Infortunadamente, esto empeorará en enero tras el terremoto del mar de Japón. La gente deja de gastar en épocas de desastres naturales”.

Un terremoto sacudió la península de Noto, en la prefectura central de Ishikawa, el 1 de enero, derrumbando edificios, desatando incendios y generando alertas de tsunami en lugares tan lejanos como el este de Rusia. Más de 200 personas murieron y más de 1.000 resultaron heridas.

Durante el cuarto trimestre, los gastos de capital también cayeron por tercer trimestre consecutivo, un 0,3%. La inversión en vivienda del sector privado cayó un 4%.

Sin embargo, la demanda exterior apoyó el crecimiento global. Las exportaciones aumentaron un 11% anualizado con respecto al trimestre anterior, favorecidas por la debilidad del yen. En particular, el consumo interno, incluido el gasto de los turistas, aumentó considerablemente.

A pesar de caer en una recesión técnica, los mercados japoneses se han mantenido alcistas, con el índice de referencia Nikkei 225 avanzando un 1,2% y cerrando por encima del nivel de 38.000 puntos por primera vez desde 1990.

Se espera una recuperación

Pese a las cifras, se espera una recuperación. Algunos economistas afirman que es probable que la recesión se modere en los próximos meses.

“A pesar del decepcionante resultado [del cuarto trimestre], esperamos que el PIB [del primer trimestre] de 2024 repunte”, declaró Min Joo Kang, economista jefe de ING Group.

Tras una caída a finales del año pasado, el consumo privado debería mejorar en el trimestre actual dada la estabilización de la inflación y el crecimiento previsto de los salarios. Por el lado de la inversión, los buenos resultados empresariales y la sólida demanda de tecnologías de la información propiciarán también un aumento de la inversión en instalaciones, añadió.

¿Cómo influye la infraestructura en el progreso económico?

Los analistas de Capital Economics afirman que las encuestas de coyuntura y el mercado laboral dibujan un panorama más optimista de lo que sugieren las cifras principales.

En diciembre, la tasa de desempleo cayó al 2,4%, su nivel más bajo en once meses. Además, la encuesta Tankan del Banco de Japón mostró que las condiciones empresariales en todas las industrias y tamaños de empresas fueron las más fuertes desde el cuarto trimestre de 2018, dijeron.

Es posible que el Gobierno revise las cifras del cuarto trimestre al alza el próximo mes durante una revisión regular, agregaron.

Goldman Sachs dijo este jueves que espera que la economía de Japón registre un crecimiento del 1% en el primer trimestre de 2024.

“Esperamos que el consumo interno se ralentice desde la rápida subida de octubre-diciembre, pero aún esperamos una tendencia alcista moderada”, dijeron sus analistas, añadiendo que el gasto de capital también podría repuntar un 1,3% durante el mismo periodo.

Los analistas de Capital Economists dijeron que esperaban que el PIB del cuarto trimestre se revisara al alza en marzo y que era improbable que las cifras del PIB impidieran al Banco de Japón poner fin a sus tasas de interés negativas en abril.

Los inversores del país siguen siendo alcistas. El mercado de acciones japonés tuvo un año excepcional en 2023, con una subida del índice Nikkei del 28%, lo que le convirtió en el mercado con mejor comportamiento de Asia.

El mismo día, Morgan Stanley reiteró su opinión alcista sobre las acciones japonesas: “[Es] nuestra mayor recomendación [sobreponderar] en nuestro universo de cobertura”.

El repunte de las acciones japonesas se ha visto impulsado principalmente por las reformas empresariales en curso y la mejora de la rentabilidad de las acciones, mientras que la debilidad del yen también ha ayudado a impulsar las ganancias de los exportadores japoneses, según los analistas de Eastspring Investments.

Recesión en Reino Unido

Tiendas cerradas en la calle principal de la ciudad inglesa de Hartlepool, fotografiada el 1 de febrero de 2024. (Crédito: Ian Forsyth/Getty Images)

El PIB cayó un 0,3% en los tres últimos meses de 2023, tras una contracción del 0,1% en el periodo de julio a septiembre, según la Oficina Nacional de Estadística (ONS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido. Una recesión se define comúnmente como dos trimestres consecutivos de contracción.

“Todos los sectores principales cayeron en el trimestre, siendo la industria manufacturera, la construcción y el comercio mayorista los mayores lastres para el crecimiento, parcialmente compensados por los aumentos en hoteles y alquileres de vehículos y maquinaria”, dijo la directora de estadísticas económicas de la ONS, Liz McKeown, en un comunicado.

La ONS estima que el PIB británico aumentó un escaso 0,1% en 2023. Se trata del peor resultado desde 2009, cuando la economía aún se tambaleaba tras la crisis financiera mundial, si se excluye el año 2020, que se vio afectado por la pandemia. El débil aumento de la producción del año pasado sigue a un crecimiento del 4,3% en 2022.

“En el conjunto de 2023, la economía se mantuvo prácticamente plana”, afirmó McKeown.

La noticia decepcionará al primer ministro Rishi Sunak, cuyo Partido Conservador en el poder se presenta este jueves a dos elecciones locales en Inglaterra. También podría ampliar la ventaja que ya tiene el opositor Partido Laborista en las encuestas de opinión de cara a las elecciones nacionales previstas para este año.

“Aunque la poca profundidad de esta recesión nos reconforta, estas cifras también confirman que nuestra economía sigue atrapada en un ciclo de estancamiento persistente a lo largo de 2023”, declaró Suren Thiru, director de economía del Institute of Chartered Accountants de Inglaterra y Gales.

Los datos también constituyen un telón de fondo poco propicio para el anuncio presupuestario anual del Gobierno el mes que viene. Se espera que el ministro de Finanzas británico, Jeremy Hunt, presente recortes moderados de algunos impuestos, a pesar de la anémica economía y los elevadísimos niveles de deuda pública.

Hunt dijo este jueves que era de esperar un bajo crecimiento debido a las altas tasas de interés, que el Banco de Inglaterra ha llevado a niveles no vistos en 26 años para hacer frente a la inflación.

“Pero hay señales de que la economía británica está dando un giro… Aunque los tiempos siguen siendo difíciles para muchas familias, debemos ceñirnos al plan: recortar los impuestos al trabajo y a las empresas para construir una economía más fuerte”, añadió Hunt en un comunicado.

A pesar de la leve recesión, a la economía británica le ha ido bastante mejor de lo que muchos economistas temían hace un año, cuando varios pronosticaban una recesión notablemente más aguda.

“Es excesivamente dramático calificar de recesión el descenso de la actividad económica en el segundo semestre de 2023, dado que el empleo siguió aumentando, los salarios reales repuntaron y las medidas de confianza empresarial y del consumidor volvieron a niveles compatibles con un aumento de la actividad a finales de año”, declaró Samuel Tombs, economista jefe para el Reino Unido de Pantheon Macroeconomics.

El motor del crecimiento de Europa está fallando. ¿Se puede reactivar la economía de Alemania?

La ralentización de la inflación y los recortes de las tasas de interés previstos para finales de año también podrían impulsar la actividad económica, que ya está repuntando en el sector dominante de los servicios.

La inflación anual del Reino Unido se mantuvo sin cambios en enero en el 4%. Sigue siendo el doble del objetivo del 2% fijado por el Banco de Inglaterra, pero muy inferior al máximo histórico del 11,1% alcanzado en octubre de 2022.

Reino Unido entró en recesión a finales de 2023 1:06

La inflación de los alimentos cayó al 7% desde un máximo reciente del 19,2% en marzo de 2023, dijo la ONS el miércoles. En comparación con el mes anterior, los precios de los alimentos registraron su primer descenso en más de dos años.

Mientras tanto, los salarios llevan siete meses consecutivos creciendo más que los precios. Los salarios promedio, excluidas las primas, crecieron a un ritmo anual del 6,2% en los tres meses hasta diciembre, según la ONS.

“Creemos que este es el final de la recesión en el Reino Unido, y que el crecimiento se tambalea hacia territorio positivo, pero solo lentamente”, escribieron los economistas de Nomura en una nota este jueves.

La opinión de que la recuperación será poco alentadora se ve respaldada por otros datos de la ONS de este jueves, que muestran que el crecimiento de la productividad, medida como producción por hora, se estancó el año pasado.

–Juliana Liu y Junko Ogura, de CNN, contribuyeron con información.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content