Skip to Content

Pronóstico de huracanes para 2024 en EE.UU. y México: ¿cuántos se esperan?

Sofía Benavides

(CNN) —  La temporada de huracanes del Atlántico de 2024 ya comenzó. Esto es lo que debes saber.

¿Cuántos huracanes habrá en el Atlántico?

El Centro de Predicción del Clima de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) pronostica un 85% de probabilidades de una temporada de huracanes por encima de lo normal, según su reporte del 26 de mayo.

Trayectoria del huracán Beryl en vivo: dónde está en tiempo real y a dónde se dirige

Predice que hay un 70% de probabilidades de tener entre 17 y 25 tormentas con nombre, de las cuales entre ocho y 13 podrían convertirse en huracanes. De ese total, podría haber entre cuatro y siete huracanes mayores (de categorías 3 a 5).

Según el pronóstico de pretemporada realizado por la Universidad Estatal de Colorado en abril, mientras tanto, de junio a noviembre se podrían registrar hasta 23 tormentas con nombre, incluidos 11 huracanes y cinco huracanes “importantes” de categoría 3 o superiores

“Este es el pronóstico del mes de abril más activo que jamás hayamos emitido”, dijo a CNN al respecto el pronosticador Phil Klotzbach. “Nuestro anterior pronóstico de huracanes más alto en abril era de nueve huracanes” desde que comenzaron las predicciones en 1995.

Con la salvedad de que las perspectivas iniciales no son inamovibles, dados los “cambios considerables que pueden ocurrir en la atmósfera y el océano entre abril y el pico” de la temporada, sigue siendo un mal presagio para una temporada de tormentas particularmente activa.

Y los investigadores dicen que tienen una “confianza superior a lo normal” en las predicciones de abril.

“Anticipamos una probabilidad muy superior a la media de que grandes huracanes lleguen a tierra a lo largo de la costa continental de Estados Unidos y en el Caribe”, dijo el grupo en un comunicado de prensa.

En promedio, la temporada atlántica trae consigo 14 tormentas con nombre, con siete huracanes, tres de ellos mayores. La última temporada de huracanes tuvo 20 tormentas con nombre, incluidos siete huracanes y tres huracanes importantes.

Los únicos otros pronósticos del estado de Colorado que predijeron esta cantidad de huracanes fueron los pronósticos de mitad de temporada en agosto de 2005 y 2020, que terminaron siendo las dos temporadas atlánticas más activas registradas.

“El número más alto de huracanes que hemos pronosticado en cualquier momento es 12 (…) que pronosticamos en agosto de 2020”, dijo Klotzbach, y agregó que aún resultó insuficiente, con 14 huracanes en total ese año. “También pronosticamos 11 huracanes en agosto de 2005. Esa temporada terminó con 15 huracanes”.

Los investigadores publicarán actualizaciones de la predicción el 11 de junio, el 9 de julio y el 6 de agosto.

¿Cuál es el pronóstico para México?

En México, las autoridades esperan que se desarrollen de 15 a 18 sistemas con nombre en el océano Pacífico y de 20 a 23 en el Atlántico, según el pronóstico adelantado por Conagua y el Servicio Meteorológico Nacional el 6 de mayo.

En el Pacífico, entre 8 y 9 tendrían la fuerza de tormentas tropicales, entre 4 y 5 serían huracanes categorías 1 o 2 y entre 4 y 5 serían huracanes entre las categorías 3 y 5. En el Atlántico las entre 11 y 12 serían tormentas tropicales, habría de 5 a 6 huracanes de categoría 1 o 2 y entre 4 y 5 huracanes de categorías de 3 a 5.

“Sin embargo, ello no significa que todos esos ciclones impacten en territorio nacional. Según los pronósticos, del total de fenómenos tropicales previstos, tanto en el Atlántico como en el Pacífico, al menos cinco podrían impactar al país”, señala el Gobierno en su reporte.

De El Niño a La Niña

Con el pronóstico publicado, la siguiente pregunta es: ¿por qué?

Es posible que haya oído hablar de El Niño durante la temporada de huracanes del año pasado. Ahora nos enfrentaremos al fenómeno climático natural opuesto, La Niña, y sus posibles impactos serán clave esta temporada.

El Niño ocurre cuando las aguas superficiales del Pacífico central y oriental son más cálidas de lo normal.

El Niño calienta la atmósfera y cambia los patrones de circulación en todo el mundo; también influye en el clima global, incluidas las temporadas de ciclones. Cuando el Pacífico es más cálido, la región suele experimentar más ciclones tropicales, pero el Atlántico experimenta menos, gracias a más vientos en los niveles superiores que destrozan las tormentas e impiden que se formen.

Como lo opuesto a El Niño, La Niña suprime esos vientos en los niveles superiores, creando las condiciones ideales para la formación e intensificación de huracanes.

Hay un 55% de posibilidades de que se desarrolle La Niña de junio a agosto y un 77% de posibilidades que ocurra de septiembre a noviembre, según un pronóstico de marzo del Centro de Predicción Climática de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica.

¿Debería haber una categoría 6 para los huracanes? Estos científicos del clima dicen que sí

Un mundo cálido favorece los huracanes

Como siempre, el impacto general del cambio climático también está en juego.

La contaminación que calienta el planeta está impulsando el aumento de la temperatura global y de los océanos, que ahora han experimentado un año entero de calor sin precedentes gracias a este calentamiento causado por el hombre y por El Niño.

Y a medida que el planeta se calienta, el impacto de los huracanes se vuelve más peligroso.

Los niveles mundiales del mar también están aumentando, impulsado principalmente por el rápido derretimiento de las capas de hielo y los glaciares. Un aumento de sólo cinco centímetros puede marcar una diferencia dramática en qué tan tierra adentro puede llegar la marejada ciclónica de un huracán.

Un clima más cálido también significa que habrá más vapor de agua disponible en la atmósfera, la cual potencialmente caerá en forma de lluvia.

El agua del Atlántico, particularmente donde se forman la mayoría de los huracanes, ha alcanzado temperaturas récord. Un Atlántico cálido en primavera generalmente significa agua más cálida durante la temporada de huracanes porque crea condiciones que impiden la formación de vientos que enfrían el agua, dijeron investigadores de la Universidad Estatal de Colorado en el comunicado de prensa de este jueves.

Y más agua cálida significa más posibilidades de tormentas.

“Un Atlántico muy cálido favorece una temporada superior a la media, ya que la fuente de combustible de un huracán es el agua cálida del océano”, dice el comunicado. “Además, un Atlántico cálido provoca una presión atmosférica más baja y una atmósfera más inestable. Ambas condiciones favorecen los huracanes”.

Eric Zerkel de CNN contribuyó a este informe.

Nota del editor: este artículo fue publicado originalmente en abril de 2024 y actualizado.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

Author Profile Photo

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content