Skip to Content

El oso más pequeño del mundo finalmente se vuelve famoso. ¿Pero es eso algo bueno?

KIFI

Gonzalo Jimenez

(CNN) — El oso más pequeño del mundo finalmente está teniendo su momento de fama, gracias a un video viral que desató una teoría de conspiración en las redes sociales chinas.

El interés público en los osos malayos, uno de los animales más intrigantes y en peligro de extinción de Asia, se disparó después de que apareciera un video que mostraba a una osa llamada Angela en su recinto en el zoológico de Hangzhou, en el este de China, de pie sobre una roca y agitando su pata.

El video provocó un debate mundial sobre la apariencia asombrosamente humana del oso, tanto que comenzaron a surgir teorías de conspiración de que Angela era realmente una humana vestida con un disfraz de oso.

Desde entonces, los expertos han desacreditado esas teorías, atribuyendo los malentendidos en parte a la relativa oscuridad del oso malayo, cuyo número en la naturaleza se cree que se redujo a entre 1.000 y 2.500, según grupos conservacionistas.

Varios conservacionistas de la vida silvestre le dijeron a CNN que ahora esperan que toda la atención que rodea a Angela ayude a crear conciencia sobre la difícil situación del oso malayo: enfrentan amenazas que incluyen la deforestación y la caza furtiva para el comercio ilegal de vida silvestre.

Un zoológico chino niega que sus osos sean personas disfrazadas

Angela, la osa malaya que se convirtió en una sensación de la noche a la mañana. (Crédito: cortesía del zoológico de Hangzhou)

Los osos también se usan comúnmente en el cultivo comercial de bilis de oso: se mantienen vivos en jaulas diminutas para que su bilis intestinal pueda recolectarse y extraerse de manera dolorosa para su uso en la medicina tradicional china.

“Se encuentran entre los osos menos conocidos del mundo, una especie olvidada”, dijo el biólogo de vida silvestre Wong Siew Te, quien fundó el Centro de Conservación del Oso Sol de Borneo (BSBCC, por sus siglas en inglés) en Sabah, Malasia.

Wong ha dedicado su vida a investigar, rescatar y rehabilitar osos malayos y le dijo a CNN que se sintió alentado por ver “tanto debate y charla” sobre su comportamiento después del video viral.

“Los osos malayos finalmente están teniendo su momento en el centro de atención”, dijo. “Hay mucho que amar de ellos que muchas personas no conocen y juegan importantes roles ecológicos. Están amenazados por el hombre y necesitan más atención y conciencia global para salvar a la especie”.

En los zoológicos, todo “se trata de osos malayos”

Desde que los videos de Angela se difundieron en Internet, los zoológicos de países de todo el mundo han informado de una ola de interés en los osos, que son nativos del sudeste asiático y reciben su nombre por las manchas de color amarillo, naranja, ámbar o crema en forma de media luna en sus pechos.

El zoológico de Hangzhou informó un aumento del 30% en los visitantes de su recinto de osos malayos después de los videos, mientras que un funcionario del zoológico de Taronga en Sydney, Australia, le dijo a CNN que la semana pasada había sido “todo sobre los osos malayos”.

El cuidador del zoológico de Taronga, Logan Dudley, dijo que hubo un “aumento de personas” esta semana que mostraron interés en su oso malayo residente, Mary.

“Son una especie de oso menos conocida… y son vulnerables y están en peligro de extinción”, dijo. “Con toda la atención de los medios en torno a los (videos de osos malayos), tenemos una buena oportunidad de educarnos más para salvar a esta especie”.

El zoológico de Taronga no está solo. En un guiño al video viral, el zoológico de Singapur compartió imágenes de sus propios osos malayos y confirmó que eran “muy reales”.

Un zoológico en Inglaterra publicó imágenes de uno de sus osos malayos de pie

Afiqah Nasir, una madre de dos hijos que visitó el zoológico de Singapur el viernes, le dijo a CNN que los videos habían divertido a sus hijos y despertado su curiosidad.

“Estamos aquí por eso”, dijo. “Ahora saben que estos son osos reales llamados osos solares y no son ficticios, como las personas disfrazadas de T-rex”.

El director de conservación Bosco Chan, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en Hong Kong, dijo que ahora era “crucial aumentar la protección de los osos malayos en la naturaleza” y detener el comercio ilegal de partes de su cuerpo.

“Los osos malayos son extremadamente raros y están al borde de la extinción. Sus hábitats forestales, donde la destrucción por la agricultura industrial, como la palma aceitera y las plantaciones de caucho, sigue siendo rampante, deben protegerse estrictamente”, dijo Chan.

Un oso malayo dentro del centro de rescate de osos de Vietnam, en el parque nacional Tam Dao, en Vinh Phuc, Vietnam, el 9 de julio de 2019. (Crédito: Minh Hoang/EPA-EFE/Shutterstock)

El lado oscuro del centro de atención

Además de ser confundidos con personas disfrazadas, los expertos dicen que los osos malayos a veces también se confunden con perros grandes debido a su tamaño.

Los osos, también conocidos a veces como el “oso de miel”, miden alrededor de 71 centímetros de alto y pesan entre 25 y 65 kilogramos.

Este tamaño relativamente compacto, para un oso, los convierte en un objetivo del comercio ilegal de mascotas silvestres.

Los cachorros son especialmente lindos y dóciles y se pueden domesticar fácilmente en comparación con los osos más grandes y agresivos, dijo el experto en osos Dave Garshelis, presidente del Grupo de Especialistas en Osos de la SSC de la UICN.

“La caza furtiva se ha intensificado en los últimos años, pero los osos malayos también están amenazados por el comercio de mascotas”, dijo.

Se dice que el oficial colonial británico Thomas Stamford Raffles, quien fundó Singapur en 1819, tuvo un oso malayo de Indonesia como mascota durante dos años, señaló Garshelis.

Un par de siglos después, los casos de personas que mantienen a los osos como mascotas continúan apareciendo en los informes de los medios.

En 2019, se descubrió un oso malayo vivo en un apartamento en Kuala Lumpur, Malasia. Llamó la atención de las autoridades después de que los vecinos lo escucharan lloriquear y sacar las patas por la ventana. El propietario afirmó haber confundido al oso “con un perro” y un tribunal le impuso una multa de US$ 6.000.

Otra mujer fue procesada por tener un oso malayo en su casa en Singapur en 1993. Las autoridades la multaron con US$ 2.000 y el animal fue confiscado.

¿Ayudarán realmente los videos virales a salvar a estos increíbles osos? (Crédito: Shao Zhenzhen/Imaginechina/AP)

Garshelis tiene “sentimientos encontrados” sobre la nueva fama de los osos malayos. Él teme que pueda alentar a las personas a tomarlos como mascotas y duda que conduzca a esfuerzos significativos de conservación.

“Todo lo que la mayoría de la gente aprendió es que los osos malayos a menudo se paran, tienen la piel arrugada e incluso puede parecer que mueven las patas”, dijo.

“De hecho, incluso es posible que toda esta exposición haya hecho que las personas (los consideren) como mascotas; podría haber un pequeño zoológico en algún lugar buscando comprar uno para atraer a más visitantes”.

“Pero son una especie fascinante”, agregó.

“Hay mucho más (para ellos) que pararse y saludar en un zoológico”.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN-Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KIFI Local News 8 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content